Hace casi 2 meses el escenario que transitaban los teatros del país y del mundo era muy simila. Sin embargo, al transcurrir los días, con las medidas implementadas y la manera en que la sociedad las añadió a su cotidianidad; la realidad es otra, el panorama de los teatros y de la cultura varia de un punto del mundo al otro.

Tiempo Fueguino dialogó con la directora y fundadora de Tierra del Teatro, Corina Amilcar: “Con la cuarentena, Tierra de Teatro tuvo que suspender el estreno y siguientes funciones programadas para marzo, abril y junio de la obra ‘Las del sur’. Teníamos programado 3 capacitaciones, una de trabajo expresivo y vocal a cargo de la directora de la Fundación Río Abierto, Gabriela Segade; otra de títeres a cargo del grupo el Bolso Rojo del Chalten y la tercera de escritura teatral y actuación a cargo del licenciado David Ángel Gudiño”; detalló.

“En marzo suspendimos la obra del grupo español. En mayo estaba programado Leonardo Olivieri del grupo Umami de San Luis con la obra la tiendita nómade de ‘Mr. Pinkerton’. En junio la obra de títeres ‘El camino del agua del grupo’ Pendiente del hilo”, añadió.

Con lo que aclaró: “Nos afectó al impuso que tomo la sala el año al cumplirse su décimo aniversario evento que favoreció una constante actividad y una presencia en la cultura local”.

Se le consultó por el tránsito de esta cuarentena flexibilizada, teniendo en consideración que somos una de las pocas que ha flexibilizado en actividades y re-apertura de actividades.

Amilcar sostuvo que “vemos positivo el haber podido, en junio, iniciar con algunas actividades de talleres para adultos de yoga y otro de acrobacias en trapecio, aro y pole. En julio ampliamos la oferta con los talleres de Teatro para todas las edades y Acrobacias aéreas sumando a niños y adolescentes. Movimiento vital Expresivo para adultos. Ajustándolos a los protocolos establecidos. Estamos esperando ansiosamente las medidas que posibiliten la realización de espectáculos artísticos”.

Respecto a las actividades que tenían en agenda; fue consultada por la posibilidad de retomarlas: “En un principio teníamos las expectativas de retomarlas, a medidas que fue pasando el tiempo y viendo la realidad del país nos queda la posibilidad de pensar las actividades con artistas locales”.

Aseguró que “en julio se retoman los ensayos presenciales con la obra ‘Las del sur’ con la esperanza de poder estrenarla ni bien se dé curso a las actividades con espectadores”.

Por otro lado, también se le consultó por el diálogo con artistas y con quienes daban clases/talleres/seminarios en Tierra de Teatro. La directora del espacio cultural precisó: “En mayo comenzamos a entablar las conversaciones con los artistas y docentes de Tierra de Teatro para lo que observamos que muchos están atravesando por distintos estadios provocados por el encierro, lo cual, al darle continuidad, nos permitió acercarnos desde otro lugar y general proyectos diferentes y plantearnos nuevas estrategias”.

Respecto a la comunicación con el área del gobierno municipal o provincial para buscar una alternativa, Amilcar añadió que “hemos tenido contacto virtual con Cultura Municipal al que le hemos solicitado la posibilidad de un acompañamiento, pero nos dijeron que para cultura independiente no tenían fondos destinados y me pasaron amablemente las convocatorias de ayudas nacionales”.

“Algo similar ocurrió con Cultura Provincial, aunque con ellos hemos colaborado con 5 obras de teatro en formato video para que se presente en el ciclo de teatro Escena en casa. Ya se presentaron las obras “Pero, si parece mentira”; “Don Gomilas y los niños” de Raúl Sanz y la obra ‘El camino del agua’ de Corina Amilcar y ‘Quimey Saint Denis’ todas del grupo teatral Pendiente del Hilo producidas por Tierra de Teatro”; comentó.

“Si nos gustaría que la Provincia y la Municipalidad tome la responsabilidad de ayudar a esta sala de teatro independiente que este año, por las circunstancias, nos toco iniciar a puertas cerradas”, reflexionó la fundadora de Tierra de Teatro.

Paralelamente, “tuvimos contactos con el representante provincial del Instituto Nacional del Teatro: Gustavo Salcedo que nos anunció que fuimos beneficiados por el Plan Podesta”, celebró.

 

A nivel Nacional “recibimos por mail toda la información de capacitaciones virtuales, convocatorias y otras actividades. También tenemos estrechos lazos con entes no gubernamentales como Argentores, UNIMA y con la Colectiva de Autora”; aseguró la profesional.

Se le consultó si, de forma personal, como artista y directora del Teatro, ¿cómo le ha afectado este contexto?

“De manera personal me afecto el encierro desde la libertad, la imposibilidad de circular libremente”.

Continúo: “Después tuve tiempo para encontrar mi esencia, para pensar y replantearme por ejemplo ¿qué deseo?, ¿De qué manera? ¿Cómo podría realizarlo? Algunas no tienen respuesta, aunque al solo pensarlos podemos dejarlos fluir”.

“Valorar la importancia de tomar decisiones, tener la posibilidad de elegir y responsabilizarnos de las misma, en el camino uno se puede equivocar es solo parte del aprendizaje. Me surgió la necesidad de escribir, como algo nuevo y con cierta constancia son relatos vivenciales, reflexivos o monólogos breves”; compartió la licenciada.

La directora del espacio cultural en Río Grande, manifestó que “estoy leyendo obras de teatro que me llegaron de Argentores, libros de yoga, capacitándome en yoga en general y yoga terapia”. Añadió: “Otras de las cosas que deje de hacer momentáneamente, como protección personal, es mirar o escuchar las noticias, aunque me entero lo que sucede por la gente que me rodea”.

Finalmente, comentó sobre las expectativas que tiene respecto a la situación que se vive a nivel global: “Las expectativas son que, al tener esta situación en común, todas las personas mundialmente nos unamos y regresemos renovados, disfrutando de las pequeñas cosas diarias que hacen a la vida ser más armoniosa”; concluyó la directora y fundadora de Tierra de Teatro, la licenciada Corina Amilcar.

 

Por Fabiana Morúa.