El Secretario de gobierno de la municipalidad de Río Grande, Gastón Díaz, expuso ayer en la audiencia pública, que tuvo lugar en el Superior Tribunal de Justicia, y de la que también participaron la secretaria de finanzas de la municipalidad de Ushuaia y el ministro de finanzas del gobierno de la provincia, Guillermo Fernández.

“Es un tema que viene atravesando a las distintas gestiones del municipio de Rio Grande, muestra que es una cuestión que tenemos que resolver de una vez por todas. Hemos recurrido a la legislatura y a los tres poderes. Y el Gobierno reconoce la existencia de un atraso y no puede achicarlo a menos de 30 días hábiles”, dijo Díaz por FM Masters.

“La provincia tiene una interpretación distinta a la que tenía cuando administraba el municipio de Rio Grande, consideran que la deuda son solo los conceptos definitivos y estos representan el 2% de los fondos de coparticipación mensual. Entienden que pagando los saldos definitivos no hay deuda”, consideró.

Y agregó: “A Nación le lleva un día hacer todo el proceso y liquidarlo. Esta resolución es del año 2009, con toda la información que tienen deberían estar más acotados”.

“Esperamos un dialogo sincero. Como lo sostenían ellos cuando estaban a cargo del municipio, que diez días de retraso implica una suma de dinero que para las arcas municipales son muy significativos para el pago de salarios y demás”.

Según Díaz, el Ministro Fernández “fue contradictorio porque habló del presupuesto municipal, que tiene un monto superior al que debiera, y dijo que mensualmente se transfiere a los municipios más de lo que tiene presupuestado, y de eso se trata la autonomía municipal. Tenemos derecho a presupuestar el gasto y será el intendente quien defina adónde van esos recursos. El ministerio de finanzas tiene que concentrarse en la llegada de los fondos de los tributos y con eso el intendente es quien debe destinarlos para el normal desenvolvimiento de las funciones municipales”.

“La deuda con el municipio es de $60 millones, que lo reconoció la ministra Gabriela castillo, es algo que debería ser sencillo de solucionar. Claramente hay una cuestión política de no transferir esos fondos. Se trata de respetar y cumplir las promesas con el electorado”, concluyó.