Así lo afirmó la Ministra de Gobierno de la provincia, Adriana Chapperón, mientras se mantiene el corte de ruta en Punta Delgada, a escasos kilómetros de la barcaza del Estrecho de Magallanes.

El reclamo de los choferes chilenos en el sur se inició como una contraprotesta a la realizada por trabajadores de salud autoconvocados en el sector de Villa La Angostura, en la provincia de Neuquén que, este fin de semana, permitieron un avance parcial de aproximadamente 40 camiones por día, provenientes del país trasandino.

No obstante, el conflicto de fondo aún no está resuelto y por ello las autoridades locales empezaron diversas conversaciones. En el transcurso de este domingo el gobierno provincial a cargo de Gustavo Melella estuvo en contacto con el Embajador argentino en Chile, Rafael Bielsa, y a continuación con su par neuquino Omar Gutiérrez para ponerse a entera disposición en la búsqueda de una pronta solución al conflicto que afecta directamente a Tierra del Fuego.

“Se iniciaron conversaciones, pero es un conflicto que no es nuestro. Por un lado, el conflicto en Neuquén, donde están negociando una salida, pero son cuestiones internas de la provincia. El gobernador estuvo intentando tomar contacto con alguno de los camioneros que están cortando la ruta, ellos no están en ningún gremio, son independientes, entonces es muy difícil porque se negocia con un grupo de personas, pero no con los trabajadores del transporte”, dijo Chapperón por FMD el Pueblo.

“La situación es preocupante, Andrés Dachary está trabajando con el consulado para resolver esta situación. También el gobernador esta con contacto con el gremio de camioneros”, agregó.

“Entendemos que no va a haber desabastecimiento”, aseguró la Ministra.

“Se están haciendo los máximos esfuerzos para que esto se libere. No es un tema menor que hayan abierto un carril en la ruta 40. Esto no es fácil tampoco para Chile, pero ojalá hoy se pueda destrabar. Por ahora no va a haber desabastecimiento”, concluyó.