Ayer en horas de la mañana, la Policía Bonaerense encontró a una joven de aproximadamente catorce años en unos allanamientos a miembros de la comunidad gitana. A partir de ahí, se comenzaron a realizar distintas medidas de pruebas para determinar si se trataba de la pequeña desaparecida.

La joven convivía con el grupo de gitanos y tenía un DNI falso, lo cual coincidía con una de las históricas hipótesis de la causa.

No es la primera vez que se reactiva la búsqueda de la niña. Este mes se había encendido de nuevo tras el testimonio de un ex policía con nuevos rastrillajes ordenados por el juez Daniel Cesari Hernández en Tierra del Fuego.

Con lo de este jueves sucedió algo similar: “El dato surge de una denuncia y de una pista que se investiga hace tiempo”, habían confirmado a Infobae.

La madre de Sofía contó que reciben, en promedio, 25 fotos por año de “nenas parecidas” a su hija. Sólo el año pasado se hicieron 30 pruebas pero ninguna era.

Para determinar que no se trataba de Sofía, a la joven encontrada la llevaron al hospital Pedro Solanet donde le hicieron las pruebas palmares. Esas huellas se cotejarán con una huella de una mano de Sofía que extrajeron, en su momento, de un mueble.

María Elena Delgado, la mamá de Sofía Herrera, afirmó que la pista de Ayacucho, provincia de Buenos Aires, donde se hicieron dos allanamientos en la mañana de hoy, “es una pista vieja que ya había sido descartada”.

En declaraciones al portal Infobae, Delgado aseguró que esa pista “ya se investigó. Para mí no es Sofi, yo no tengo ninguna esperanza. Es desesperante vivir así”.

La información que derivó en los allanamientos por los cuales se esperan los resultados, llegaron mediante un ciudadano gitano, que habría abandonado la comunidad de esa zona de Buenos Aires.

Según relata el portal Infobae, la familia de Sofía recibe “25 fotos por año de nenas parecidas” a Sofía. Durante 2018 se hicieron 30 pruebas. Sobre la pista de Ayacucho, la mamá de Sofía dijo que “es información que ya se verificó. Ya habían certificado que la nena era hija biológica de la familia.

El juez Daniel Césari Hernández explicó a Infobae que “se trata de un nombre que ya había surgido” pero que hay un nuevo dato, “suficientemente relevante”, que ameritó que ordenaran medidas que antes no se habían tomado: allanamientos, cotejo de huellas y, de ser necesario, estudio de ADN.

“Hay rasgos que coinciden y algunas cosas raras en la documentación de la joven que llamaron la atención”, explicó a Infobae Francisco Ibarra, abogado de la familia. Ellos ya sabían que hoy se iban a hacer los allanamientos, lo que no imaginaron es que los medios de Ayacucho iban a titular que “habrían encontrado a Sofía Herrera” e iban a generar semejante expectativa. #Sofía, en cuestión de minutos, se convirtió en trending topic en Twitter.

El cotejo de huellas dactilares de la joven encontrada en Ayacucho reveló que no se trata de Sofía Herrera.