Un joven de 17 años a bordo de un Volkswagen Pointer detuvo su marcha en una calle recién pavimentada y se dio a la fuga.

Tras la medianoche del miércoles un móvil policial identificó a un rodado Volkswagen Pointer que impactó con un montículo de tierra y posteriormente ingresó a una calle recién pavimentada en proximidad a la rotonda del barrio Aeropuerto.

Luego, el conductor de 17 años detuvo la marcha y escapó a pie por la zona, por lo que el personal policial realizó la consulta por el dominio del vehículo, visiblemente desgastado en sus letras y números.

Minutos después se apersonó una mujer de 41 años, quien manifestó ser la propietaria del rodado y afirmó que el conductor era su hijo, anexando la cédula verde del auto.

No obstante, los efectivos de la Policía provincial dieron cuenta del faltante del resto de la documentación obligatoria (seguro y licencia de conducir), por lo que solicitaron la presencia del personal de Tránsito del Municipio para el secuestro de la unidad y traslado de la misma al corralón municipal.

En cuanto a la imprudente maniobra no se detectaron otros daños, aunque el sector frontal del propio rodado quedó afectado con el desprendimiento de algunos elementos.

Aprehendidos por la madrugada

También, el personal policial de la Comisaría Cuarta identificó, en la madrugada de este jueves, a un rodado Volkswagen Gol que circulaba a velocidad muy baja por calle ARA General Belgrano, durante el horario en que está vigente la restricción vehicular.

Fueron identificados a bordo dos sujetos: el conductor Marcos Leiseca de 33 años y su acompañante Jonatan Parra (32). El primero manifestó no contar con licencia de conducir ni seguro. Tampoco pudieron justificar el tránsito en la vía pública, por lo que ambos fueron aprehendidos por su infracción al Artículo 205 del Código Penal, haciendo uso de la fuerza por reticencia de los sujetos.

La situación policial derivó en el Ministerio Público Fiscal, que realizará una audiencia posteriormente.