El Municipio de Río Grande informa que, ante las bajas temperaturas constantes y el aumento del consumo de agua para evitar el congelamiento, se ha generado, durante la jornada del domingo 28 del corriente mes, un retardo en la recuperación de la cisterna, razón por la cual ha disminuido la presión de agua.

La Dirección General de Obras Sanitarias está utilizando todos los recursos posibles y disponibles, desde mantener en condiciones la toma en “El Tropezón” hasta la cisterna, controlando el nivel de agua necesario para impedir un vaciamiento de las redes en general y generar un problema mayor de abastecimiento del servicio.

Ante la mencionada situación, se recomienda evitar cañerías expuestas a la intemperie y, en el caso de contar con ellas, aislarlas con materiales térmicos para tal fin. También se solicita proteger las llaves externas debido a que puede provocar un congelamiento de toda la instalación.

Estas recomendaciones son aplicables al resto de la ciudad que, si bien la presión de agua se mantiene constante, se han acrecentado los casos de reclamos por congelamiento.