Un vehículo constituye parte esencial tanto del día a día de sus usuarios como de su patrimonio. Por un lado, nos ayuda a movilizarnos de manera ágil y segura. Por el otro, gracias a su costo económico, se convierte en un valor en el que invertir y depositar nuestro capital.

Por estas razones, el cuidado y mantenimiento de nuestro auto resulta esencial. De esta manera, no solo garantizamos su funcionamiento y extendemos su vida útil, sino que también podremos venderlo a un mejor precio cuando decidamos cambiarlo.

En esta nota, repasamos algunas claves esenciales que nos permitirán garantizar el buen estado de nuestro vehículo.

Seguro automotor

Sin dudas, el primer paso para garantizar el cuidado de nuestro auto es adquirir un buen seguro automotor. Esto no solo es obligatorio para circular —cobertura contra terceros—, sino que además nos permite contar con servicios y protección ante diversos incidentes que pueden dañar nuestro auto. Existen diversos planes con coberturas que se adaptan a las necesidades y capacidades de los usuarios.

Es importante,  en este punto, tener en cuenta que nuestro vehículo no solo está expuesto a choques o accidentes, sino también a robos o daños por fenómenos climáticos, entre otras cosas. Por ello, resulta clave contratar cobertura que nos garantice su protección.

Estacionamiento

Un aspecto muy importante al momento de cuidar nuestro vehículo es el sitio en donde lo estacionamos. Esto es clave, especialmente, si el vehículo se queda solo durante varias horas y, aún más, si es de noche.

Para protegerlo de las diversas amenazas externas, es importante buscar espacios techados y seguros. Si, además, podemos incorporar otras medidas de seguridad como vidrios polarizados, alarmas o trabas de volante, mejor todavía.

Service

Otro punto esencial es el service. Todos los autos necesitan, cada una cierta cantidad de kilómetros, realizar esta revisión especial.

El momento en que debe hacerse el service dependerá de la marca del vehículo y el modelo particular. Para consultarlo, es necesario leer el manual de fábrica del automóvil. Además, es clave acudir a sitios oficiales para mantener la garantía en caso de que lo hayamos comprado nuevo.

Limpieza periódica

Si bien no es recomendable lavar demasiado seguido el auto, sí es importante mantener la higiene en el interior y realizar limpiezas periódicas y constantes. Esto evitará que la suciedad se adhiera a la superficie del vehículo y así se mantendrá la pintura y el brillo originales.

Durante el lavado, es importante utilizar productos adecuados y específicos para este momento. También, resulta clave mojar completamente el auto antes de la limpieza para evitar rayar la pintura.

Mantenimiento preventivo

Por último, si deseamos cuidar nuestro auto, es fundamental realizar mantenimiento constante y preventivo. Esto quiere decir que no debemos esperar a que se rompa el vehículo para revisar sus componentes.

Entre las piezas claves que debemos chequear, se encuentran, por ejemplo:

● Neumáticos
● Frenos
● Luces
● Filtros
● Líquidos
● Bujías
● Amortiguadores
● Escape

Revisar y mantener en buen estado estos componentes, no solo nos permitirán garantizar el buen estado de nuestro vehículo, sino también movilizarnos de manera segura.