El Municipio de Río Grande informó a la comunidad que, desde la empresa CityBus, a cargo del servicio de transporte público de pasajeros, se ha decidido una disposición de carácter OBLIGATORIA en los colectivos, medida tomada para garantizar la prevención y el resguardo de los usuarios, como así también del conductor, ante la emergencia sanitaria que se vive en el país por el COVID-19.

La misma, ha sido consensuada tras gestiones entre la empresa y el Municipio, y pone énfasis en el distanciamiento social necesario que debe darse dentro de las unidades, para cumplir con el protocolo requerido y, con ello, proteger a la población.

Los usuarios que utilicen el servicio de transporte público deberán respetar la distancia social dispuesta, evitando utilizar las dos primeras filas de asientos.

A partir de la tercera fila, se podrá sentar un usuario en la fila de asientos únicos y solo una persona en la fila de dos asientos.

Cabe recordar que se deberá dejar una fila de asientos entre cada pasajero, por lo que no se podrá sentar adelante, detrás o al lado de una persona.

El acatamiento de estas medidas es importante para salvaguardar la salud de cada usuario que necesite utilizar el transporte público en este período de cuarentena.