La Diputada por la provincia, Mabel Caparrós, se manifestó contra los dichos del periodista Luis Novaresio, quien afirmó que “el Congreso está cerrado”, y además le dio un tratamiento diferente a los diputados de Tierra del Fuego.

“Es gente muy formada y muy sólida, como Novaresio, pero tienen contradicciones que tienen que ver con lo que se quiere conseguir en este país”, dijo Caparrós por Fm Del Pueblo.

Y agregó: “Dice que el Congreso está cerrado y venimos trabajando desde el 21 de marzo, donde se ha entrevistado a funcionarios nacionales en el momento más álgido de repatriación de personas. El congreso estaba funcionando”.

“Se equivocó, no es la manera de tratar a las instituciones de la democracia. Habla de la necesidad de fortalecer la democracia cuando después dice que se puede sesionar con cualquier número de diputados”, afirmó la diputada.

“Se debe garantizar que todos los diputados estén para ejercer su derecho a voto, pero esta situación del virus nos ha dejado varados a algunos, salvo algún diputado que vive en capital federal, el resto tenemos que trasladarnos”, aseguró Caparrós.

Y dijo que los diputados de Tierra del Fuego “estamos abonados a estas contradicciones. El mismo diputado Negri dijo que estaba de acuerdo con sesionar virtualmente y de pronto arrancó con esa caravana de la democracia para sesionar en forma presencial. Los propios de su espacio político salieron a plantearle que la única travesía de la democracia la había hecho Raúl Alfonsín”.

“Esto de Novaresio no es solo con los diputados fueguinos, también es con Alberto, con las decisiones que se toman y es con nosotros. No es tanto el nombre y apellido sino la falta de respeto a una provincia. De pronto lo hostigan al presidente para que abra la cuarentena, por otro lado, se escandalizan porque en Brasil ayer hubo más de 800 muertos”.

“Somos 5 diputados porque la cantidad de diputados se define por la cantidad de habitantes que tiene la provincia. Esto de evaluarnos y decir que no importa si estamos o no, es algo que no puede pasar”, opinó la diputada fueguina.

Y dijo que esta situación de pandemia “genera una confusión en la misma dirigencia política. Si la cosa va bien, los resultados se ven en la cantidad de vidas que se salvan. Esto implica recursos y decisiones rápidas, que, si se consultaran al Congreso, ya se nos murió la mitad del país”.

“Hay una enorme confusión y la oposición no sabe dónde está parada. Han gobernado en un tiempo de paz y lo único que hicieron fue mover recursos fuera de la argentina y hoy no saben dónde posicionarse”, agregó.