La comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados se pronunció por mayoría a favor de la Ley de Alquileres, aunque introdujo cambios respecto a la media sanción del Senado. Desde el oficialismo buscan su debate en el recinto el 22 o el 29 de noviembre, en las sesiones previstas. De aprobarse, deberá volver a la Cámara alta para su sanción definitiva.

Una de las modificaciones sustanciales que le hicieron al texto proveniente del Senado es que los contratos duren dos años (como ocurre actualmente) y no tres. Además, establece que el valor de los alquileres se actualice de manera anual en base al Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC, prohibiendo abusos de inmobiliarias como el ajuste semestral del monto.

Otro aspecto fundamental es el de las imposiciones a las inmobiliarias, que en ningún caso podrán cobrar más de un mes de comisión por la celebración del contrato, y medio mes en la renovación del mismo. Al mismo tiempo, el depósito exigido será de un mes y no de dos como usualmente se requiere. La norma también establece que las expensas extraordinarias quedan a cargo del propietario.