El vicepresidente del IPV Gastón Núñez Olivera respondió las declaraciones del subsecretario de Participación Ciudadana del Municipio de Río Grande, Federico Greve, quien afirmó que desde el IPV pusieron trabas, y ante “incumplimientos y demoras”, desde el Municipio resolvieron reintegrar a las familias unos 31 terrenos donde se iban a construir viviendas

Núñez Olivera planteó que “en el convenio el IPV se obligaba a construir las viviendas siempre y cuando se consiguieran los fondos en Nación, y apenas iniciada la gestión se presentaron las carpetas como corresponde, de modo que no hubo ningún tipo de incumplimiento ni demora”.

“Si en lugar de rescindir convenios a través de los medios, el Municipio dejara las diferencias políticas de lado y nos acompañara a buscar los fondos, tal vez podríamos avanzar mucho más”, reclamó el funcionario.

“El Municipio de Río Grande nunca nos acompañó a conseguir los fondos en Nación, parece que es más cómodo criticar al Gobierno nacional que gestionar para los vecinos”, criticó Olivera.

El funcionario manifestó que “no se puede poner a 31 familias de rehenes de las diferencias políticas que el Intendente tiene con la Gobernadora y con el Presidente. Yo lo invito a trabajar en conjunto y el IPV tiene las puertas abiertas para ir juntos a Nación a buscar los fondos para estas familias y para todos los proyectos que se puedan presentar”, finalizó.