Desde el Gobierno ratificaron ayer, sobre el cierre de esta edición, que la gobernadora Rosana Bertone aseguró que la provincia no aceptará la compensación parcial dispuesta por Nación ante la eliminación del Fondo Federal Solidario (FFS). “La provincia ya judicializó el tema. No estamos pensando si aceptamos o no. Queremos el monto total”, afirmó.

También cifró las expectativas en el tratamiento de dos proyectos por parte del Senado que apuntan a restituir el Fondo sojero.

“Esperamos que haya una sentencia. No son de un día para el otro, pero somos 5 provincias que hemos demandado a la Nación. Para nosotros no es correcto la manera que se ha realizado. No podemos aceptar pagos parciales una vez que se ha judicializado”, explicó.

Además, mencionó que “tenemos muchas expectativa puesta en el Senado de la Nación donde hay dos dictámenes para tratar en el recinto con respecto a la devolución del fondo sojero. Tiene prioridad y preferencia para la próxima sesión en Senadores. Esperamos que se pueda tratar y después se corregirá el presupuesto”.

Por otra parte, se refirió a la discusión por el Presupuesto 2019 en la provincia. “El debate del presupuesto en la provincia tiene que esperar a que se dé el debate en comisión en el Senado. Hay ciertas discusiones que no se dieron en diputados”, expuso.

Rechazo anticipado

Los cuatro gobernadores que recurrieron al Máximo Tribunal de la Nación para frenar la caída del también llamado Fondo de la Soja fueron Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Mariano Arcioni (Chubut) y Lucía Corpacci (Catamarca).

A cierto malestar general porque los montos de compensación, $4.125 millones que dispuso el Gobierno nacional, son menores que lo que hubiese correspondido por la coparticipación del FFS se suman motivaciones ligadas a la estrategia judicial, señala Ámbito Financiero.

Estas provincias no quieren aceptar los fondos que dispuso Nación para darles continuidad a las obras que se ejecutaban con aportes del FFS sea visto como un consentimiento también a la eliminación del fondo sojero, interpretación que iría en contra de amparos presentado ante la Corte.

La compensación del Gobierno nacional es sólo por los montos que las provincias debían percibir en 2018, ya que las partidas del año próximo que dejarán de repartirse son parte de otra negociación que gira en torno al Presupuesto nacional y donde se prevé que el aumento de impuestos coparticipables sea el contrapeso.

En este último escenario, uno de los mandatarios que insiste con que se mantenga el FFS en el electoral 2019 es el peronista tucumano Juan Manzur, quien estuvo entre los primeros en rechazar el decreto presidencial. Y aunque había advertido antes que sus pares sobre pedir el freno ante la Corte, Tucumán desistió luego de ir a la Justicia.