Por García Elias.-

El vuelo 1843 de la firma nacional aterrizó en emergencia por problemas de freno. No se registraron inconvenientes en el arribo que convocó a todas las fuerzas por precaución.

Este sábado por la noche se produjo una particular situación con un avión de Aerolíneas Argentinas correspondiente al vuelo 1843, que estableció comunicación con la central de operaciones del aeropuerto de la ciudad de Río Grande para informar problemas de freno.

Ante cualquier eventualidad las autoridades convocaron rápidamente a todas las fuerzas de seguridad para la conformación de un operativo de prevención.

El avión, con 167 pasajeros a bordo, pudo ser observado por los vecinos de la ciudad durante algunos minutos en maniobras sobre la costanera y finalmente aterrizó con éxito en la pista de la terminal local.

Intervención en el centro

Personal policial acudió, también en horas de la noche del sábado, a una vivienda de Moyano al 700 donde un hombre de 29 años denunció que otro masculino ingresó de forma imprevista a su garaje, y acto seguido colisionó contra un vehículo Mercedes estacionado en el interior.

Según las averiguaciones pertinentes el sujeto de apellido Jancovich mantendría una deuda de un vehículo con el propietario de la vivienda, quien radicó la denuncia anteriormente por dicha situación.

El damnificado también mencionó al menos ters detonaciones de arma de fuego en el garaje de su domicilio. Posteriormente se localizó sobre 25 de Mayo al vehículo, sin ocupantes.

Minutos después un masculino egresó del domicilio de 25 de mayo con un corte en una de sus piernas, por lo que se solicitó presencia del personal del Hospital Regional Río Grande para hacer el traslado correspondiente, aunque se dispuso su detención contravencional por oponerse a la atención de manera violenta, evidenciando encontrarse bajo los efectos del alcohol.

Accidente en la madrugada

Por otra parte en inmediaciones de calle Almafuerte, alrededor de la 1:30, se produjo un accidente de tránsito protagonizado por un Toyota Corolla, que impactó contra tres rodados estacionados: un Ford Ka, un Chevrolet Corsa Classic y un Fiat Palio.

El conductor, que no presentaba dolencias, dio resultado positivo en la evaluación de alcoholemia (0,82 g/l), por lo que su vehículo fue secuestrado y trasladado al corralón municipal.