La familia de un hombre chileno que tomó un trabajo en Río Grande podrá mudarse desde Punta Arenas. La jueza federal Mariel Borruto hizo lugar al amparo presentado por el abogado defensor, Javier Da Fonseca, quien aseguró que Migraciones no apelará el fallo.

“Mi cliente es un ciudadano chileno con residencia en Argentina y que trabaja en una empresa importante del sector ganadero. Está en el país desde 2019 y aceptó este trabajo. La pandemia intercedió en esta familia y la partió en dos. Mi cliente trató ante las autoridades el ingreso de su familia. Vendió todas sus pertenencias en Punta Arenas para concentrarse en el proyecto laboral y familiar que significa esta migración”, relató Da Fonseca por FM Aire Libre.

Y agregó: “Él pudo movilizarse pero su familia no pudo ingresar. Por escrito pidió la excepción a Migraciones y nunca tuvo respuesta. Desde el estudio promovimos una acción de amparo bien fundamentada ante la jueza federal Mariel Borruto en Río Grande. Hay un fallo y salió en razón del pedido del cliente, y el Poder Judicial de la Nación con asiento en Río Grande hizo lugar”.

“La acción inmediata es que se le da a Migraciones 72 horas para habilitar los mecanismos necesarios para que regrese la familia. El fallo salió el día lunes. Me apersoné en Río Grande y nos dijeron que iban a acatar el fallo y no iba a ser apelado. Esperemos que se cumpla la orden del juez y poder reunificar la familia”, concluyó el abogado.