Este mediodía, un grupo de vecinos se acercó a la Delegación de Gobierno en Río Grande, para continuar su reclamo por los servicios de agua, cloacas y gas.

“El viernes, ni la ministra ni la secretaria nos dieron una respuesta convincente. En asambleas en el barrio, los vecinos decidieron manifestarse. Y el Gobernador hizo algo que ningún otro hizo, habló con un vecino y en alta voz nos dio el compromiso que va a hablar con el intendente para solucionar el tema de agua y cloacas”, afirmó Marcelo, vecino del barrio.

Y agregó: “Esto ha pasado en todos los barrios, uno dice que es responsabilidad de uno o del otro y nunca se llegó a buen puerto”.

Según Marcelo, “la municipalidad nos invitó a una reunión con el intendente y tenemos su compromiso para que por fin el vecino pueda contar con estos servicios. Tenemos que dejar que sigan los trabajos de la municipalidad y el intendente dijo que iba a hacer lo posible para que se haga a la brevedad. Ellos también podrían colaborar con las instalaciones intradomiciliarias”.