Los Juegos Olímpicos de la Juventud realizados en Buenos Aires quedarán en la historia. No sólo por lo que se vio, con los deportes de siempre y los nuevos, sino porque Argentina logró 32 medallas, gesta única y de gran valor.

Cabe recordar que el Comité Olímpico Internacional aclaró que no existía el medallero como tal. Sin embargo, el podio dijo presente y nuestro país se subió en varias oportunidades.

En total fueron 11 medallas de oro, 10 de plata y 11 de bronce. Es decir, que 11 veces se escuchó el himno argentino. Algunas de ellas, además, fueron compartidas con un competidor de otro país, es decir, en equipo mixto internacional.

 Sin dudas, para Tierra del Fuego, la medalla de oro obtenida por el joven riograndense Iñaki Mazza en la BMX, fue la más importante. El joven fueguino junto a Agustina Roth brillaron en una de las disciplinas más atractivas para el público.

En MBX Freestyle por equipos, los chicos tiraron magia sobre ruedas. En este caso hubo cuatro medallas de oro ya que la dupla alemana también obtuvo grandes resultados que le permitieron quedarse con la dorada.

En la disciplina de mujeres la alemana Lara Lessmann salió primera y Agustina Roth segunda, mientras que en hombres Iñaki Mazza obtuvo el primer lugar y Evan Brandes segundo. Es por eso que esta vez tocó compartir el podio.

Las 10 medallas de oro restantes se consiguieron en las disciplinas: Remo; beach handball femenino; vela; tenis dobles; hockey femenino; lanzamiento de bala; concurso de volcadas masculino; rugby seven; básquet 3×3 y boxeo.

Las medallas de plata se lograron en: Natación en 800 metros libre femenino;  Natación en 400 metros libre femenino; gimnasia por equipos; tenis single masculino; break dance; lucha femenina y masculina; tiro con arco; jabalina; pentatlon moderno.

Mientras que las medallas de bronce fueron en: remo; tiro; gimnasia por equipos; beach handball masculino; kayak; hockey masculino; lanzamiento de triples; golf; beach volley masculino y boxeo femenino y masculino.