Días atrás, ante declaraciones del Ministro de Turismo de la Nación, Matias Lammens en una entrevista con Romina Manguel en A24, manifestó sobre la posible suspensión de la próxima temporada turística de invierno.

Desde el 16 de marzo del 2020, el sector turístico de nuestra provincia cerró sus puertas y no volvió a abrir hasta el mes de diciembre, donde el retorno del turismo nacional y con la iniciativa del programa Pre Viaje, hubo un sutil respiro, avizorando una mejoría para la provincia. Sin embargo, con el correr de los meses el hilo de respiración se fue entrecortando en distintas etapas. Sobre todo con el temor de la segunda ola, que llegó para cortar con las expectativas del feriado largo de semana santa y del 25 de mayo.

A días de comenzar con el invierno y con la famosa noche más larga, el ministro de Turismo de la Nación, Matias Lammens  dijo que “será difícil” retomar la actividad del turismo invernal de este año teniendo en cuenta la segunda ola de coronavirus”.

Estos dichos levantaron preocupación y alarma en distintos emprendimientos turísticos, profesionales y empresas. “Fue muy sorpresivo para todo el sector nacional en el turismo. Nos genera un estado de alerta e incertidumbre. No sabemos adonde vamos a ir a parar, si se confirma sus palabras” manifestó Claudio de Sousa, Gerente General del Tren del Fin del Mundo en diálogo con FM MASTER´S, por los dichos del Ministro ante la posible suspensión de una temporada invernal.

“El tren concentraba a una gran cantidad de público, es un producto único y desde el mes de enero a marzo concentraba 350 pasajeros en un promedio diario, con un horario reducido, lo que implica un 30% de lo que movíamos antes. El nivel normal antes de la pandemia era de 1000 pasajeros diarios. Aun así, fue positivo porque nos obligó a reinventarnos en protocolos, ponernos en sintonía con lo que pasaba en el mundo”, sostuvo el gerente.

Pero el mensaje del funcionario nacional “es muy desconcertante”. Mientras que la planificación de los vuelos va cambiando permanentemente y como ejemplo apuntó a lo ocurrido con el último fin de semana largo que se decidió el cierre sobre la marcha para desalentar los movimientos internos. “Teníamos 150 reservas confirmadas para el sábado, pero por el DNU, el Parque Nacional fue cerrado, entonces todo el destino estuvo afectado”.

Asimismo, destacó la campaña que realizó la Municipalidad de Ushuaia promocionando el destino, pero “eso va a quedar en la nada si se confirma los dichos del Ministro”, advirtió De Sousa.

En sintonía con esta situación, ya se empieza a generar preocupación, también para el sector del turismo de cruceros y antárticos que cortaron la exitosa temporada del 2020 a la mitad, que la de este año no funcionó ni siquiera un sólo día y que en el caso que la próxima temporada de octubre del 2021 a abril del 2022 tampoco se llevara adelante, recién podrían tener una última esperanza para septiembre u octubre del 2022, si el covid – 19 y el avance de la vacunación prospera.