El análisis médico realizado por la justicia provincial estableció que el sujeto de 69 años acusado de abuso sexual presenta diversas patologías, entre ellas un cuadro de desnutrición grave y pérdida de masa corporal superior al 30%.

Durante el transcurso de esta semana se conoció un nuevo estudio médico respecto de un acusado de abuso sexual que, a partir del nuevo diagnóstico presentado, podría evitar la instancia de juicio oral.

El sujeto de 69 años se encuentra internado en el Hospital Regional Río Grande tras su derivación desde la localidad de Tolhuin, desde donde fue trasladado por segunda vez luego del reclamo de vecinos en las inmediaciones del lugar por su presencia.

“El pronóstico es reservado por la severidad del cuadro. El nombrado no está en condiciones de afrontar el debate oral como consecuencia de las mismas”, confirmó el escrito médico.

Por lo pronto ahora resta conocer la resolución que adoptará la justicia de acuerdo al informe que determinó un cuadro de desnutrición del acusado, junto a otras patologías severas.

“Como querella estamos esperando la resolución de todo lo que es el informe que se presentó la doctora Aparicio y vamos a ver qué resuelve el Tribunal de Justicia con este argumento de que él no está apto”, expresó Romina, madre de la víctima.

“También esperando y notificándonos de que se van a realizar nuevas pericias y tests psicológicos a mi hija”, amplió a Tiempo Fueguino.

“Estamos esperando qué giro va a dar el Tribunal con estas respuestas porque, si están pidiendo más pruebas sobre mi hija y en tanto a él no le ponen una pantalla para realizar un juicio mediante Zoom, creo que estamos en desproporción”, reclamó.

En el mismo sentido, Romina aseguró que al acusado “se le siguen garantizando todos los derechos y todo esto nos da impotencia y bronca con esta resolución”.