Se trata de la construcción de un azud en la cota 176 m del Arroyo Grande y de un acueducto de más de 10 kilómetros. La misma se proyectó para atender la demanda de la población proyectada a 30 años. Tres empresas presentaron ofertas.

El Gobierno de la Provincia, a través de la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios (DPOSS), realizó este jueves el acto de apertura de sobres en el marco de la licitación para la construcción de un azud sobre el Arroyo Grande en Ushuaia -a la altura de la cota 176- el que permitirá contar con mayor caudal para abastecer a la Planta Potabilizadora Nº 2 y a la Planta Nº 3. Requerirá la ejecución de un acueducto de más de 10 kilómetros y será financiada por el Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (ENOHSA).

El acto se realizó en Casa de Gobierno y contó con la presencia de la ministra de Obras y Servicios Públicos, Gabriela Castillo, y el presidente de la DPOSS, Cristian Pereyra. Tres empresas presentaron sus ofertas en base al presupuesto oficial de $ 1.400 millones.

El presidente de la DPOSS, Cristian Pereyra, explicó que “se trata de una obra de gran envergadura donde se pone especial énfasis en el cumplimiento de todas las normas medioambientales y que mejorará la calidad del servicio de agua potable en gran parte de la ciudad de Ushuaia”.

“Una vez finalizada servirá a más del 80% de la demanda total de la ciudad, con una población proyectada a 30 años”, precisó y resaltó el hecho que esta nueva estructura permitirá hacer más eficiente la captación y la distribución del agua hacia las plantas potabilizadoras 2 y 3, porque no se necesitarán bombas de impulsión ya que el caudal llegará por gravedad”, detalló.

“Estamos materializando una obra cuya idea original tiene más de 20 años, impulsada oportunamente por Recursos Hídricos de la Provincia, y que va a permitir asegurar el nivel de agua aún en períodos de caudales mínimos”, explicó Pereyra.

Por su parte, la ministra Gabriela Castillo manifestó que “esta es una obra esperada, estratégica para garantizar la producción de agua potable no sólo en el presente sino en la proyección de las próximas tres décadas”.

Asimismo, agregó que su ejecución forma parte de una decisión del Gobernador Gustavo Melella, quien definió incluirla en el paquete de las primeras siete obras de financiamiento solicitadas al ENOHSA.

“Así como trabajamos en la remediación y en el tratamiento de los efluentes lo cual es una deuda pendiente para Ushuaia, Río Grande y Tolhuin; la producción de agua potable es un problema en la capital de la provincia. Poder garantizar la regularidad del suministro es una necesidad imperiosa”, reflexionó la Ministra.