Por Esteban Parovel.- Con una iniciativa de Colegio del Sur el sábado regresó la actividad deportiva de la ovalada en la capital provincial. Hubo un encuentro competitivo de drops en las instalaciones del tricolor. Muy contentos desde la institución por la respuesta de todas las categorías.

Un sábado diferente se vivió en la capital provincial. Con la iniciativa del Club Colegio del Sur tuvo lugar un encuentro de los rugbiers de Ushuaia, que tuvieron su paso por la cancha a modo de distracción y diversión, se midieron en una novedosa competencia de drops y tiros a los palos; para el deleite, otra vez, bajo los protocolos de seguridad sanitaria vigentes, de los jugadores de todas las categorías desde las menores a veteranos.

La actividad estuvo fraccionada por segmentos, que fueron completando diferentes ejecuciones acumulando conversiones desde distintos ángulos para dirimir el ganador de los lanzamientos a las haches; que sirvió para volver a encontrarse en torno a un evento, en este caso puntual, de carácter individual. El resultado fue altamente satisfactorio para los organizadores, quienes compartieron, desde luego, la buena onda y la alegría que fueron arrojando los participantes en el transitar de la jornada.

El presidente de Colegio del Sur, Ezequiel Munafó, destacó la participación de las diferentes instituciones en la iniciativa recreativa. “Estamos muy contentos por poder contar con una actividad deportiva para los chicos es un gran avance, con todo lo que nos toca vivir hoy en día”, apuntó el dirigente deportivo, quien le agradeció al Gobierno de la Provincia por la habilitación al despliegue orquestado en la entidad que está emplazada por la Ruta 3, camino al Parque Nacional.

“La idea original fue plantearles un escenario deportivo de encuentro a los planteles; más allá de tratarse de una actividad competitiva recreativa, la intención es poder ir volviendo de a poco a hacer actividades con los protocolos, y lo tomamos como un prototipo de cómo pueden presentarse los eventos para el año próximo”, describió la autoridad del tricolor capitalino.

Cada club hizo su nómina de ejecutantes y ya en las instalaciones del club fueron pasando por categorías, donde se vio la presencia no solo de la rama masculina sino que también se propicio un momento de encuentro en cancha para la femenina, que está en pleno crecimiento y desarrollo en la provincia.

La celebración de la regreso de las acciones de la ovalada fue reflejada por cada club y por la misma Unión de Rugby de Tierra del Fuego en sus redes sociales. Según lo expuesto por la dirigencia de Colegio del Sur, el deseo que tienen es poder realizar este tipo de circuito de habilidades también en el período estival y más si se tiene en cuenta que, por cómo se ha dado el transcurrir de este 2020 signado por la pandemia de coronavirus, habrá una gran cantidad de fueguinos que permanecerán en el tramo vacacional en la provincia y desde los clubes deberá aflorar el rol social característico y generar propuestas de esparcimiento.

Satisfactorio primer paso del evento organizado por Colegio del Sur, que estuvo centrado en la mayor acumulación de conversiones de drops a los palos, con la participación de 42 jugadores que se alistaron en todos los grupos. El mejor de Primera fue Cristian Mansilla, de Ushuaia Rugby Club; en M-18, el vencedor fue Francisco Marini, del Club Las Aguilas; en M-16, Lucas Serra, de Las Aguilas; en Veteranos, Darío Ortiz, de Ushuaia Rugby Club; y en Femenino, el triunfo del encuentro de drops fue para Juliana Cuevas de Ushuaia Rugby Club.

Es preciso destacar que, tras el positivo resultado de la jornada deportiva, la comunidad del rugby de Colegio del Sur ya anunció la continuidad de las acciones en cancha. El nuevo desafío será el próximo 28 de noviembre, en la cancha del tricolor, con la disputa del torneo de patadas a los palos.