Así lo afirmó el director provincial de seguridad e Higiene del ministerio de salud, Cristian Pérez, ante recientes versiones sobre la verdadera situación de los contagios en las fábricas y el respeto de los protocolos de prevención.

“Cada persona que tiene síntomas tiene que activar el 107, para que le den un turno para hisoparse y se le dicta un certificado de aislamiento para presentar en el trabajo”, dijo Pérez por FM Aire Libre.

Esta semana, en la empresa Solnik, los trabajadores denunciaron que, a pesar de presentar síntomas, desde la empresa los habilitaban a volver al trabajo.

Según Andrea, delegada de planta, “no se respeta el protocolo de parte de la empresa. Ellos esperan a que tengan fiebre para que te puedas retirar. Cuando teniendo más de dos síntomas ya es un caso sospechoso”.

“Uno de los compañeros fue a enfermería de la empresa porque tenía dolor de cabeza y estaba sin fuerza, como no tenía fiebre lo mandaron a trabajar, era un contratado, y ante el miedo no dijo nada. Me acerque al compañero y lo retiré de la línea, lo lleve a enfermería y tenía 38.4 de fiebre”, afirmó la delegada.

“A Solnick la habíamos visitado, pero no volvimos”, dijo Pérez, y agregó que “con lo que está pasando sería una buena oportunidad para ir”.

Según Pérez, “la mayor cantidad de casos se refleja por los nexos. Es importante que la persona diga con quien estuvo realmente, aunque siempre se dan por una reunión informal. Pero de las puertas para afuera se hace difícil y ya depende de la responsabilidad individual”.