Al menos siete trabajadores de prensa de varios medios de comunicación fueron detenidos por las fuerzas de seguridad luego de la salvaje represión desatada en los alrededores del Congreso mientras se debate la ley de Reforma Previsional en la cámara de diputados

Cronistas de Diario Popular y FM La Patriada fueron llevados por la Policía mientras realizaban su trabajo en las afueras del Congreso.

También fueron atacados por los manifestantes los móviles de canales de noticias, entre ellos un móvil del canal C5N y otro del grupo Clarín, situación en la que además agredieron físicamente al periodista de TN Julio Bazán.