El Gobierno provincial solicitará a Aerolíneas Argentinas la suspensión de los dos vuelos semanales al Aeropuerto de Río Grande y contratará un vuelo sanitario que garantice la provisión de medicamentos, insumos y profesionales médicos que sean necesarios durante el tiempo que dure la cuarentena por la pandemia del COVID-19.

Luego de que Aerolíneas Argentinas decidiera suspender toda su operatividad en la aeroestación de la capital fueguina, se tomó esta determinación con solo fin de que Tierra del Fuego, provincia aerodependiente, tuviera garantizada la provisión de insumos médicos, reactivos y la llegada de profesionales como terapistas pediátricos.

Se solicitará a la empresa de bandera la cancelación de los dos vuelos semanales a Río Grande y el Estado Provincial solventará el alquiler de un servicio sanitario que permita la llegada a la isla de los medicamentos, reactivos y especialistas médicos para todos los fueguinos durante el tiempo en que dure la cuarentena.

Al mismo tiempo se comenzará a trabajar para conseguir un espacio en Buenos Aires para que los fueguinos varados puedan contar con un sitio donde quedarse en la cuarentena y recibir la asistencia que merecen de parte del Estado de su provincia.