Por Esteban Parovel.

El seleccionado de Ushuaia lleva adelante sus últimos tramos preparatorios en busca de su mejor versión colectiva con vistas al Patagónico de Selecciones de Futsal AFA, que se desplegará del 10 al 14 de julio en la Cuenca Carbonífera, en la provincia de Santa Cruz, que tendrá los escenarios deportivos de las localidades de 28 de Noviembre y Río Turbio.

En un proceso que viene prolongándose desde 2016 y atraviesa su cuarto año consecutivo a las órdenes del técnico Luciano Montiel, que junto a este cuerpo técnico disputará su tercer Patagónico al frente de la Selección de Ushuaia. Justamente, siente que este es el momento de buscar el gran salto de calidad y se ilusiona con alzarse con el campeonato por primera vez. «Intentaremos destronar a Río Grande», indicó Montiel con muestras claras del objetivo. 

«Este Torneo Patagónico es una oportunidad más que se nos presenta para tratar de obtener el primer torneo de Futsal AFA para Ushuaia», añadió el entrenador del conjunto ushuaiense que fue subcampeón en 2017, al caer en la final con Río Grande, y concluyó en el cuarto puesto en el certamen disputado el año pasado en Bahía Blanca.

«Tanto Ushuaia como Río Grande, son dos seleccionados que siempre deben pretender ser protagonistas y plantearse estos objetivos», expresó el orientador, quien además destacó que «armamos un plantel muy sólido para confirmarlo en la competencia. Creemos que este puede ser nuestro año, y Río Grande se pueda destronar con Ushuaia».

Montiel, en la reflexión del plantel elaborada y trabajado, afirmó: «Esta selección es un mestizaje teniendo en cuenta que es la mixtura de la selección de 2017 y de 2018. Tiene jugadores de ambos planteles, algunos los repetimos en el segundo Patagónico por una cuestión de edad para que sigan creciendo con esta camiseta y el caudillo de siempre, que es el capitán Lucas Lemul, que estuvo en cada conformación del plantel como piedra fundamental».

«Esta edición tiene selecciones que se van sumando; esperamos que esto contribuya al espectáculo y el mayor deseo es poder cerrar el último día con la ansiada coronación, que es por lo que trabajamos todos los días», manifestó con entusiasmo Montiel, quien es el entrenador del Club Atlético Camioneros en la competencia local.

Acerca de Río Grande, que es siempre el candidato a vencer, «Lucho» mencionó que «más allá que vaya entrando en una suerte de transición con algunos jugadores, cuenta con grandes valores. Tiene jerarquía individual y Pablo Cobian es un entrenador que sabe lo que quiere y por donde potenciar a su equipo. Río Grande siempre es una selección a temer y no van a querer perder su hegemonía en este torneo».

El plantel actual sumó recientemente al «Pollo» Baumgartner y al «Mono» Hidalgo, «es la muestra de la incorporación de nuevos valuartes al seleccionado; que al sumarse a los jugadores que ya venían trabjando con nosotros, tiene juventud y tiene experiencia. Este es el resultado del trabajo de tres largos años y esperamos, al menos tenemos la confianza absoluta, que hicimos un proceso para poder llegar a la final y pelear el título».

El elenco ushuaiense está totalmente motivado y sólo piensa en la Copa Challenger ARA San Juan, que se pondrá en disputa en el presente Patagónico.

El plantel ushuaiense

Gómez Ítalo; Toro Maximiliano Ariel; Hidalgo Moreno Walter David; Zapata Agustín; Oberti Marcos Agustín; Espinoza González Gabriel Alejandro; Gonzales Joel Esteban; Baumgartner Axel Damián; Pérez González Nelson Rodrigo; Ibarra joaquin Andrés; Araya Martín Francisco; Lemul Lucas Ezequiel; Girotti Emanuel y Guerrero López  Lucas.