Durante la jornada de hoy, trabajadores pomys de la escuela n° 21 decidieron suspender el servicio de comedor al que asisten cerca de 400 alumnos de varias instituciones. Según los trabajadores, el motivo son los problemas edilicios, por los mismos que se suspendieron las clases, aunque se mantenía un servicio de viandas mediante el funcionamiento del comedor escolar.

Los trabajadores enrolados en ATE denunciaron falta de agua caliente además de la ausencia total de calefacción. Ante esto, decidieron no lavar ollas ni utensilios de cocina, “porque el agua está casi congelada y esto pasa hace varios meses, pero con las bajas temperaturas no pueden seguir trabajando”, manifestó Felipe Concha, secretario adjunto del gremio estatal.

“La calefacción funciona a medias, no tienen agua caliente para lavar las ollas ni para limpiar como corresponde, acá cocinan para 3 escuelas. Ellos no dan abasto para lavar las ollas con agua fría y queda la cocina con grasa. Decidieron parar esto para que obras públicas venga a trabajar como corresponde”, agregó Concha por Fm Aire Libre.