Una vecina de San Pedro se cansó de reclamar por los reiterados cortes de energía y decidió chocar e incrustar su auto en las oficinas de la empresa que presta el servicio luego de discutir con los empleados de la compañía.

El hecho ocurrió este martes, pasadas las 8:30, cuando una mujer de 30 años ingresó factura en mano a las oficinas de la Cooperativa de Provisión de Servicios Eléctricos, Públicos y Sociales de San Pedro (Coopser) a reclamar porque después de haber pagado una tarifa de $1000 seguía sufriendo problemas en el servicio.

Luego de discutir con algunos asistentes y de exigir que alguien la atendiera, se retiró del local y regresó a bordo de su Volkswagen Gol blanco, que subió a la vereda e incrustó a baja velocidad dentro de las oficinas que quedan en la intersección de las calles Mitre y Honorio Pueyrredón.

Lentamente se ubicó frente al blindex, lo atravesó, rompió las sillas donde se ubican los clientes para ser atendidos, y dejó el vehículo completamente dentro del edificio. Había otras personas esperando y empleados que sufrieron «cortes menores». «Los empleados están shockeados, esta persona ingresó a raíz de un corte, amenazó, se retiró del lugar y luego entró con el auto», indicó Pablo Peralta, el presidente del Consejo de Administración de la Coopser a la prensa local.

«Esto es consecuencia de la gente malintencionada que se ha expresado todo el tiempo contra la cooperativa, haciendo cargo a la cooperativa de los aumentos de tarifas», manifestó Peralta.