El cuerpo de Fernando Báez Sosa tiene una marca en su cara que se corresponde con la zapatilla de la persona que le dio la patada que terminó con su vida. Por eso se analizará todo el calzado encontrado en la casa que los diez rugbiers detenidos alquilaban a pocas cuadras del boliche Le Brique, en Villa Gesell, donde fue asesinado Fernando.

Se trata de la scopometría, un estudio de autenticidad comparativo no invasivo, que se puede realizar también sobre ropa, papel moneda, sellos, tarjetas de crédito y débito y otros objetos, siempre y cuando hayan sido fabricados en serie y mientras se cuente con un ejemplar original.

En la Argentina, estas pericias se hacen en Tierra del Fuego, donde la Policía Científica tiene el único Banco de Huellas de Pisadas del país, que cuenta con una base de datos de más de 10.000 fotografías de suelas de calzados.

Según el Comisario Oscar Barrios Kogan, luego de un pedido formal de la policía de Buenos Aires, la fuerza local se dispuso a asesorar a los peritos de Pinamar en el esclarecimiento del crimen.

“Desde 2004, los gabinetes de policía científica de la provincia comenzaron a trabajar con el estudio de rastros de pie y calzado y con el acopio de datos de suelas de calzado. Con el correr de los años se mejoraron las actividades periciales, lo que permitió compartir la experiencia con otras fuerzas. desde ahí empezaron los vínculos y colaboraciones recíprocas, pero nuestro aporte es silencioso”, le dijo Kogan a Capicúa TDF.

Si bien el comisario no dio más detalles de la investigación sobre el crimen de Villa Gesell, aclaró que hay información viralizada en las últimas horas, según la cual en Tierra del Fuego se realizaría la pericia antropométrica, es falsa. Esa pericia se lleva a cabo en Pinamar.

“En la provincia tenemos un clima subpolar ártico, el uso de guantes es normal, la secreción de sudor disminuye con el frio y estas cuestiones tornan infructuosa la búsqueda de datos digitales y palmares en una escena, por eso, los peritos tuvieron que buscar alternativas en las pisadas, en un cambio de metodología, y la fuerza desarrolló un sistema que permite una búsqueda rápida de las figuras geométricas que están presentes en el rastro”, explicó el comisario.

Y agregó: “Desde acá nos encargamos de hacer vital la importancia de buscar pisadas, que aportan sospechosos, esto nos permite tener reconocimiento nacional”.

Con respecto a la scopometría, tanto en Europa como en Norteamérica ya existen empresas privadas que se encargan de generar sistemas de patrones de suelas de calzados y de neumáticos, con sistemas que renuevan anualmente sus licencias para ir actualizando los nuevos diseños de suela, pero son muy costosos.

“En Argentina, ninguna policía tiene esos registros aún, nosotros los trabajamos de manera artesanal y tomando como ejemplo esos sistemas”, señaló Kogan.

El crimen de Sosa

Fernando Báez Sosa fue asesinado en la madrugada del sábado después de ser brutalmente golpeado por un grupo de diez rugbiers que lo atacó a la salida del boliche Le Brique, en Villa Gesell.

La autopsia reveló que el adolescente, de Zárate, había muerto de un golpe en la cabeza. Algunos videos de esa noche muestran cómo el grupo de rugbiers golpea salvajemente a Báez Sosa en el cuerpo y la cabeza, incluso cuando ya queda inmóvil en la vereda.