Por Esteban Parovel.

El conjunto principal de San Lorenzo de Almagro se consagró campeón de la Liga Nacional de Futsal Argentina tras imponerse 4 a 1 ante Boca Juniors, en la definición del certamen que tuvo su fase final en San Juan. Como en el desenlace de la Primera División de Buenos Aires se encontraron los dos elencos para dirimir el título y, nuevamente, fue el Azulgrana el que gritó campeón.

El juego que selló las acciones de la LNFA se llevó adelante en las instalaciones del Estadio Aldo Cantoni, escenario deportivo emblemático de la provincia cuyana; que lució un buen caudal de público en las tributas, que se aportó el colorido especial para la ocasión.

El pivot ushuaiense Tomás Pescio anotó uno de los gritos sagrados del campeón. Justamente, Tomy fue el autor del último gol de San Lorenzo para decorar el 4-1 final, a un minuto de la clausura del compromiso. Los otros fueron marcados por Nicolás Lachaga; el Gallego Rodríguez y Thomas Baisel.

El Azulgrana selló así un paso más que fructífero en el 2019, que ya se despide. Una coronación más en su haber y cierra, fundamentalmente, este semestre luego del traspié sufrido en la Copa Libertadores, en el que fue el anfitrión, y no consiguió el objetivo deseado. Sin embargo, tras la salida de varias de sus figuras, tuvo un cierre de año a puro título.

Por su parte, el Xeneize de los fueguinos Alamiro y Constantino Vaporaki disputó seis finales en este presente año, incluida el choque de cierre del Mundial de Clubes de Futsal. Solamente pudo festejar en el comienzo del 2019 con la obtención de la Supercopa, y luego tuvo una seguidilla de caídas en las definiciones; pero lo más valioso y destacable del conjunto es que siempre se mantuvo competitivo y arribó a la final en los seis torneos que participó en el año.

Fotos: CASLA Futsal.