Otro robo a una vivienda se conoció en el transcurso de la tarde de ayer, cuando el propietario de la misma, que no reside en el lugar, arribó y se encontró con la puerta de ingreso entreabierta y “barreteada”, advirtiendo que desconocidos habían logrado entrar por la mañana, a plena luz del día.

En principio, en la vivienda, que consta de dos pisos y está frente a un descampado, se pudo constatar el faltante de una consola Sony PlayStation 4 y dos pares de zapatillas.

Para llevar a cabo el robo se habría utilizado un palo de madera, que permitió forzar la puerta, visiblemente dañada.

El propietario dio aviso al personal policial, que se trasladó hasta el lugar y dio cuenta del ilícito. Más tarde también se hizo presente la Policía Científica, que recabó las pericias de rigor para identificar a los responsables del hecho.

En horas previas se dio a conocer otra intervención policial en Luis Py al 300, donde una familia sufrió en su vivienda el robo de una caja fuerte con una importante suma de dinero en efectivo.