Desde el municipio de Río Grande indicaron que las calles están intransitables y se dificulta el ingreso de los vecinos a sus viviendas, por lo que ayer comenzaron los trabajos de desagote con un camión cisterna y en estos días maquinaria municipal trabajará en el lugar.

La Secretaría de Obras y Servicios Públicos decidió tomar intervención en calles de urbanizaciones del IPV y de PROMEBA que se encuentran intransitables. Se trata de la zona al final de la calle Rafael Ishton que comprende parte de los barrios Argentino y El Mirador y el ingreso a los barrios El Milagro y 10 de Noviembre.

Aunque el IPV se había comprometido a realizar el mantenimiento de esas arterias, los trabajos no se llevaron adelante por lo que los vecinos encuentran serias dificultades para llegar a sus viviendas.

Ante esta situación, el Municipio inició ayer trabajos con un camión cisterna para retirar el agua de las calles y comenzará tareas con maquinaria para consolidar la traza y mejorar la transitabilidad del sector.

Por la presencia en el sector de personal municipal y maquinarias trabajando, se solicita a los conductores que circulen por la zona con máxima precaución.

Compartir