Esta mañana la secretaria de obras públicas del municipio, Gabriela Castillo, mantuvo una reunión con los técnicos de la Cooperativa Eléctrica, en el marco de un trabajo en conjunto con el municipio, para que los vecinos que tiene  luz de obra puedan pagar un 40% menos.

Cuando un vecino inicia una obra en su casa, se le conecta el medidor y comienzan a facturarle la luz de obra hasta tanto regularice la instalación conforme a la norma. Luego cambia de condición en la factura.

Se estima que hay un 40% de los vecinos de la ciudad que cuentan con este servicio de luz de obra, sobre todo en los barrios que están en trámites de regularización.

“Necesitamos que la población pueda avanzar en regularizar sus casa y que deje de pagar este excedente en la factura mensual que hoy tiene que pagar un 40% más caro por ser una obra en construcción”, dijo Castillo luego de la reunión con representantes de la Cooperativa.

Y agregó que “somos optimistas y vamos a seguir con este trámite para ver si podemos avanzar”.

Compartir