Por Yolanda Dips.

En la tarde de ayer se realizó una charla abierta en el Día Internacional de los Derechos Humanos para analizar la situación actual tanto a nivel provincial como nacional e internacional. Del encuentro participaron representantes de distintas organizaciones gremiales y sociales, así como vecinos interesados en la temática.

Entre los participantes estuvieron representantes de la Comunidad Rafaela Ishton quienes plantearon la problemática que están atravesando en relación a los restos de sus ancestros sobre los cuales se han cometidos serias irregularidades desde el momento que fueron exhumados del cementerio La Candelaria, frente a la Misión Salesiana sin autorización de quienes son sus familiares directos, hasta la notificación de que los restos están de nuevo en la provincia pero a resguardo del Museo del Fin del Mundo.

Miguel Pantoja explicó que estuvieron reunidos con Gonzalo Zamora, funcionario del gobierno de Rosana Bertone, que no pudo dar ninguna explicación satisfactoria a la Comunidad sobre la restitución de los restos de sus antepasados, ni sobre para qué fueron extraídos del cementerio ya que no habría ninguna importancia científica que pudiera justificarlo, siendo que lo único que se buscó determinar es que eran “nativos americanos”, ni por qué la provincia no habían reclamado teniendo en cuenta que hacía más de dos años había vencido el plazo para su devolución. Incluso Pantoja comentó que el funcionario provincial les dijo que los huesos habían vuelto a la provincia en bolsas, varias de ellas en cada caja, “para que no fuera tan caro” cuando desde la Comunidad esperaban más respeto e incluso participar como custodios en el momento que fueran devueltos.

Conocer y reclamar

Otro de los temas abordados tuvo que ver con la causa Malvinas y su relación con la Dictadura Militar, la violación de los Derechos Humanos durante la guerra en las islas y las indagatorias que se está llevando adelante en el Juzgado Federal de Río Grande. Con la presencia de combatientes de Malvinas se analizó la disociación que se vive en esta ciudad en relación a que la guerra fue parte de la Dictadura y que incluso quienes en algún momento fueron denominados héroes torturaron, estaquearon y mataron de hambre a sus propios soldados.

Durante el encuentro además se planteó la necesidad de conocer más sobre los derechos que tienen los ciudadanos ya que muchas veces estos son violentados y no se sabe ante quién recurrir, cuáles son los protocolos de actuación disponible o incluso la disposición de abogados que estén dispuestos a trabajar en temáticas relacionadas con los Derechos Humanos.

En este marco se plantearon varios temas para abordar el año que viene, comenzando con el aniversario del Golpe de Estado de 1976, teniendo en cuenta la dos ordenanzas aprobadas por el Concejo Deliberante de la ciudad, impulsadas por la concejal Laly Mora, que por un lado plantea que el 24 de marzo se haga una sesión de la que participen las organizaciones de Derechos Humanos, y por otro, la posibilidad de acceder a un subsidio para poder llevar adelante las actividades, que además del tradicional acto podrían sumar exposiciones, talleres y otras propuestas para profundizar la lucha por el respeto de los Derechos de todos.