El presidente de la Caja Previsional habló sobre la formulación del presupuesto y dijo que “seguramente será más sencillo de armar”, y que en estos cuatro años “se recuperó el sistema de la provincia. En un momento de tanta incertidumbre, lo único que no tiene incertidumbre es la cuestión previsional”.

El funcionario explicó que “del lado de los recursos, son la cantidad de masa salarial que apruebe la legislatura con aportes y contribuciones y del gasto el 98% es en jubilaciones y pensiones de los actuales jubilados, más los que tengan edad de jubilarse en el próximo ejercicio”.

“Son $5800 millones de proyección, y una proyección de recursos de aportes y contribuciones de poco más de $5100 millones con un déficit primario de $700 millones”, agregó Bahntje

Y afirmó que “no tenemos presente si han incorporado pautas salariales o modificaciones de personal de planta, y lo que se le pide a la legislatura es que, al momento de unificar el presupuesto, cualquier variación que hagan en cuanto a mayor cantidad de vacantes lo trasladen automáticamente del lado de los recursos y si hay aumento también del lado de pago de jubilaciones. Lo que aprueben de masa salarial lo tienen que trasladar al sistema”.

Sobre los recursos, el presidente de la caja dijo que “están los 208 millones de dólares y están los compromisos de pago de lo que eran deudas de contribuciones, con convenios de pago de junio y julio de 2017, en tanto y en cuanto se mantengan estos compromisos este es el presupuesto “.

“Estos años se ha trabajado en tener mucha información de base, para el que tenga que tomar decisiones tenga información en la que poder confiar. La posibilidad de un aumento salarial depende del presupuesto que presenten los demás organismos. Todas las reformas que se hicieron fueron para que el sistema sea previsible”, finalizó Bahntje.