El legislador y candidato a senador por Juntos por el Cambio, Pablo Blanco opinó sobre las elecciones del domingo y dijo que el resultado “era lo que nosotros, a nivel nacional, preveíamos”.

“Creo que el resultado general del domingo ha sido un fuerte llamado de atención, sobre todo para el gobierno nacional y seguramente eso va a tener una reacción. Por ello, vamos a tener que trabajar e incrementar los esfuerzos para mantener y mejorar los resultados que logramos el domingo”, afirmó Blanco.

Ante la contundente victoria del Frente de Todos, el funcionario declaró “creo que el resultado a nivel nacional sorprendió a todos, incluso a los propios ganadores. En el caso de la provincia de Buenos Aires, que es lo que más me llama la atención porque el trabajo que llevó adelante la gobernadora María Eugenia Vidal es encomiable y en estas elecciones se privilegió la situación económica que no es la mejor y se dejó de lado otras circunstancias que también son importantes para las provincias como para el país.”

“Acá hubo un voto puro y exclusivamente basado en la situación económica que no es buena y ese fue el resultado de las PASO. Creo que el gobierno nacional ya está trabajando para tomar en cuenta lo que sucedió y que en los próximos días la situación se tranquilizará y se normalizará, de manera que se lleve adelante las campañas con tranquilidad”; explicó el legislador fueguino.

“Creo que el gobierno nacional ha tomado nota de lo sucedido y vamos a trabajar para revertir un resultado que, si bien llama la atención por el porcentaje, creo que es posible revertirlo con mayor participación de gente a votar y explicar que lo económico es importante, también lo son otros valores que hacen a la esencia de la República y quizás hasta son en los que más se avanzó, aunque dentro del marco de la dificultad económica que nadie desconoce, pero que la idea es ir mejorando aceptando las bases para un país distinto”; detalló el candidato a senador.

“En las provincias, donde se les ha mejorado la situación del hábitat; que ahora tienen gas, ruta, agua, cloacas y, sin embargo, no se privilegió estas acciones, sino que se tuvo en cuenta la situación económica”; expresó. Asimismo, sostuvo “creo que para las elecciones de octubre van a ser más las cosas que van a ser tenidas en cuenta a la hora de votar.”

Respecto a la suba del dólar del día lunes, consideró que “es la reacción de los llamados mercados sobre el resultado electoral que, a lo mejor, ellos esperaban resultados distintos. Lo cual esperemos que dicha situación se vaya normalizando en estos días porque la reacción seguramente fue porque esperaban otro resultado”, aseguró Blanco, y agregó que “los mercados no tienen patria, actúan de acuerdo a su conveniencia y espero que en unos días se vaya normalizando.”

Por otro lado, se le consultó por el análisis de la conferencia de prensa dada por Mauricio Macri el martes, “si bien puede ser que lo que el presidente manifestó pueda tener razón, la reacción de los mercados ante el resultado electoral creo que, por ahí, en la forma en que lo expresó no cayó bien. Aunque yo creo que no fue la intención de él asignar responsabilidades a los electores, sino que fue explicar una reacción que ha sorprendido a todos”; analizó Pablo Blanco.

También fue consultado por la relación laboral que mantiene con los intendentes como con el gobernador electo en Tierra del Fuego; “con el gobernador electo más allá de las diferencias políticas que hemos tenido y no nos olvidemos que surgió de la Unión Cívica Radical por lo que hemos trabajado mucho tiempo conjuntamente, sobre todo cuando formamos parte del gabinete del ex intendente Martín. No coincidimos en lo que hace a la política porque él adhiere al kirchnerismo y yo no; pero eso no impide que uno deje de lado las diferencias partidarias por el bien del conjunto”.

“Uno puede tener distintas visiones políticas, pero la diferencia política partidaria no tiene que dificultar las relaciones personales. Con varios políticos tenemos buen trato, nos saludamos, pero podemos no coincidir políticamente. No son enemigos, son adversarios circunstanciales en el escenario político y eso no debe impedir que uno no tenga una relación de ciudadano civilizado.”

“Más allá que uno está en una contienda electoral no tiene por qué mezclar lo electoral con lo personal. Por eso creo que el día que entendamos que las diferencias políticas no son diferencias personales, seguramente nos va a ir mucho mejor porque nadie es dueño de la verdad y hay que respetar la opinión de cada uno”; concluyó el funcionario.