Los padres debieron retirar a los chicos porque la escuela no tenía agua. Lo mismo ocurrió en el Jardín 4, que usa la misma bomba. Los cocineros se tuvieron que retirar y denunciaron las malas condiciones edilicias de la cocina y el comedor. Además, el depósito de comida se inunda por una perdida en el baño contiguo.

“Hace bastante que venimos reclamando y hay notas en el ministerio de trabajo, pero no hay nadie que responda a este reclamo. Los trabajadores ponen toda la voluntad, pero hoy no puede estar trabajando acá porque es insoportable el agua que sale del inodoro y va al depósito de comida, no se puede ni estar 20 minutos. Tienen que andar con botas de goma y cocinan así”, dijo el dirigente de ATE, Felipe Concha, por Fm Aire Libre.

Zulma, una de las cocineras, relató que “ayer ya era imposible cocinar, y acá comen chicos de la CEPET, de la escuela 12, pero en estas condiciones no podemos. No tenemos agua caliente. Hicimos las notas, pero vienen, miran y se van. No somos nosotros los que no queremos trabajar y estamos desde el año pasado así. Trajeron luces pero no era lo que necesitábamos”.

“No nos importa quién gana políticamente, sino que solucionen el problema para darle de comer a los chicos”, agregó Zulma.

El mismo reclamo lo hizo Mariana Rolando, la Directora de la escuela 2, quien aseguró “yo soy docente, no puedo arreglar el termotanque. Yo informo y la gente se demora en venir, hay un problema en la bomba, vienen, la prenden y dicen que tarda en cargar. Y yo hoy, para que los chicos tengan clase, esperamos hasta las 10, pero pasó el primer recreo y tuve que suspender las clases por falta de agua”.

Según la Directora “ya están informadas las personas que tienen que estar informadas, pero no lo resuelven. Acá tuvo que explotar una cocina para que la cambiaran. Hay que llegar a esto y ahora van a venir todos. Pero no se va a arreglando a medida de vamos pidiendo, está todo atado con alambre”.

Y afirmó que “al mediodía va a venir la coordinadora de comedores escolares para entregar viandas. Pero el tema en la cocina, es serio, nunca lo solucionan”

 

Desde ATE se hizo un acta de lo sucedido y Felipe Concha dijo que “los compañeros no van a volver hasta que se solucione esto. Los chicos comen por la buena voluntad de los compañeros”.

En tanto que Zulma, una de las cocinerías advirtió que “Si se intoxica un chico los responsables vamos a ser nosotros, hacemos la denuncia y nadie se hace cargo. Trabajan tres personas cocinando para 200, con un sueldo de $30.000, pero el chico no tiene la culpa, y quizá sea el único plato de comida que tienen, por eso seguimos trabajando, pero es lamentable trabajar así”.