Finalmente, la comisión directiva de ATE se manifestó sobre el procesamiento del Secretario General y de la Secretaria de Acción Social de ATE Ushuaia, Lilian Galli, dictada la semana pasada por la justicia, por presuntos delitos de estafa, en la venta de viviendas del IPV.

En el Facebook de ATE, la comisión aclara que fue Carlos Córdoba quien realizó la denuncia para que se investiguen los hechos, y que “en todo momento la entidad sindical y su comisión directiva se pusieron a disposición de la Justicia para colaborar en la medida de sus posibilidades con la investigación”.

“Las maniobras defraudatorias denunciadas han sido producto de acciones de personas que – cumpliendo funciones en el Sindicato- aprovecharon su posición y acceso a documentación relevante- para defraudar la confianza depositada por afiliados y comisión directiva y buscar enriquecerse a costa de terceros”, anota la comisión directiva.

Y afirman que, tanto Carlos Cordoba como Lilian Galli “no han formado parte de la maniobra delictiva, pero son actualmente mantenidos en el proceso por la posición que ocupaban en la estructura orgánica de la organización gremial, aguardando poder demostrar su inocencia respecto a las estafas en el momento procesal oportuno y ante los jueces competentes”.

“La medida adoptada procesalmente por la Justicia es de carácter provisorio, tanto en cuanto a la calificación legal como respecto de los hechos y circunstancias investigadas, pudiéndose revocar o reformar durante la instrucción. Es decir, no tiene carácter de certeza ni aún se ha derribado el principio constitucional que asiste a quienes son provisoriamente imputados, por lo que seguirán colaborando para arribar a la verdad de lo acontecido y demostrar que no han tenido responsabilidad penal por los hechos que se investigan”, finaliza el comunicado de ATE.