Por Yolanda Dips.

Un grupo de jubilados de Río Grande entregó una nota dirigida a la presidenta de la OSEF, Liliana Conti en la que reclaman “la derogación de la circular 013/19 de su autoría y la inmediata restitución de las prestaciones convenidas históricamente con los hospitales Italiano y Británico de la Ciudad de Buenos Aires”.

La nota que firmaron más de 100 afiliados a la OSEF comienza solicitando “La derogación de la circular 013/19 de su autoría y la inmediata restitución de las prestaciones convenidas históricamente con los hospitales Italiano y Británico de la Ciudad de Buenos Aires” y aclara que “Fundo este petitorio en considerar esa decisión como un atropello a los derechos adquiridos durante más de 30 años. El cambio de instituciones prestacionales de salud allí planteado conlleva un detrimento en la calidad y cantidad de los servicios”, dice la nota firmada por activos y pasivos afiliados a la obra social.

Además se señala en la nota que “El hospital Británico como el Italiano son hospitales de comunidad, con más de un siglo de trayectoria, alto nivel académico, de alta complejidad, avanzada tecnología de nivel mundial y red de atención. Entiendo que las nuevas instituciones propuestas para suplirlos no sustentan ese nivel” y aclara que “El Británico como el Italiano han sido usados de manera repetida y generalizada a través del tiempo, formando parte integrante del actuar común de nuestra comunidad”.

“Los agentes activos y pasivos somos conscientes de la obligatoriedad de la atención en dichos hospitales que no puede obviarse porque viola un principio que regula nuestra vida. La atención en dichos hospitales es una práctica de costumbre, con antigüedad de largo plazo, razón por la cual adquiere jerarquía jurídica” y remarca que “esos antecedentes son elementos que sustenta el Derecho de Usos o Costumbres”.

En otro de los párrafos indica que “Respecto al fundamento financiero al que alude la Circular 13/19 OSEF, el mismo puede resolverse con otra medida de emergencia ya que hablamos del derecho básico de Salud de Calidad, único concepto para Salud. La ley 1068/16 es un antecedente, aun cuando la situación, tal vez, no era tan crítica” y que “No propongo con esto que se perjudique ningún otro sector social de la Provincia porque todos estamos afectados de igual manera. Entiendo que en el mismo presupuesto se puede hallar la solución si existe la decisión política para hacerlo. La solución la deben encontrar los que aceptaron la responsabilidad de defender nuestros intereses, electos y funcionarios públicos”.

En el mismo sentido se expresaron jubiladas y jubilados que se presentaron en la Delegación de la OSEF de Río Grande, al ser consultados. Indicando que “más allá de lo que haya dicho la presidenta en la reunión que mantuvo en Buenos Aires, el recorte a las prestaciones sigue vigente y no tenemos ninguna garantía por escrito. Por eso reclamamos la derogación lisa y llana de la circular”.