El diputado Martín Pérez se refirió a las decisiones económicas sobre las que el gobierno nacional avanza sin ningún tipo de aviso previo, ni consulta. Al respeto expresó en Fm del Pueblo que  durante el encuentro con el intendente de Ushuaia Walter Vuoto “coincidimos con que es verdad lo que dice el presidente Macri de que nos agarró la tormenta, y que claramente desató el gobierno nacional”.

El diputado no dudó en afirmar que “lo que está sucediendo se va a seguir profundizado aún más por el acuerdo con el FMI, por la dependencia que va a tener nuestra economía en relación a las decisiones que tome el FMI, y del ajuste de ciertas medidas que se van a solicitar en el presupuesto 2019”.

Pérez expresó que “la preocupación que tenemos quienes vivimos en la provincia es que, en principio Macri le ha hecho mucho mal a la industria fueguina” y en este punto “no hay ningún atibo de que esto se pueda resolver o corregir a favor de los trabajadores fueguinos. En Río Grande se vive con mucha crudeza y en Ushuaia hay sectores sociales muy golpeadas por esta crisis”.

Además, el parlamentario aseguró que desde nación han decidido “sostener la rentabilidad de los sectores concentrados de la economía en desmedro de los que menos tienen,  donde el FMI le pide al gobierno que frene la baja de retenciones al agro y el gobierno dice que no lo va hacer. Es un modelo económico de sobre endeudamiento, donde han llevado la deuda a niveles inmanejables, han pedido créditos en distintos organismos internacionales quienes han cortado las líneas de crédito con la argentina por lo que recurrieron al FMI con lo que implican las tasas, generando una pérdida de soberanía económica”.

Por  otro lado Pérez, advirtió que el gobierno nacional decidió abrir la importación de aires acondicionados agregando que “nos enteramos semanas atrás y pedimos informes junto a diputados del FPV, para saber si es una medida específica, temporal,  si es acordada con los sectores industriales de la provincia.  Imagino que tiene que con la definición del gobierno de abrir el mercado permanentemente”.

“Esto va a contra mano de lo que dice el gobierno nacional cuando dice que somos una provincia ensambladora, cuando los aires acondicionados tienen el 80% de sus componentes son nacionales, y así y todo abren la importación. Es imposible sostener una industria en estos términos” aseveró.

Al respecto no dudó en expresar que “es una decisión deliberada de atacar a la industria argentina y evidentemente hay ciertos intereses de algunos sectores del lobby importador que imagino estarán vinculados a algunos amigos del presidente, como sucede habitualmente con cada una de estas decisiones, y esto perjudica el empleo de los trabajadores”.

“El otro día en AUDIVIC no vi a nadie de Cambiemos dando una explicación, alguien del ministerio de trabajo de nación. Sería bueno que digan qué pasa, que le digan a los trabajadores cuáles son las perspectivas. Que venga el ministro Sica a la provincia a recorrer las fábricas, a hablar con los trabajadores,  a dar cierta certidumbre si es que quieren que Tierra del Fuego siga en una senda de desarrollo y crecimientos. Pero si quieren seguir tomando decisiones en contra de la industria ese es otro cantar” opinó el diputado.