El secretario de Seguridad, Javier Eposto, afirmó hoy que conocía a quien fue el chofer del intendente Melella, Hugo Moya, y que lo conocía “por pedido del intendente”.

Ahora, el abogado defensor de Gustavo Melella, el Dr Fransico Ibarra, afirmó que lo expuesto por el secretario de seguridad es lo mismo que manifestó el mismo Moya en su declaración ante la justicia.

“Ahora lo escucho al secretario y me causa no sorpresa sino escozor, está manifestando en una entrevista lo mismo que Moya en una declaración testimonial, que se traía gente del norte con fines sexuales”, dijo Ibarra por Fm Aire Libre.

El letrado afirmó que presentó en la causa un acta de requerimiento suscripta por un funcionario policial, sobre “una vivienda de servicio asignada no a Eposto sino al ministro jefe de gabinete, que era ocupada por él, y que este día 28 de septiembre el señor Moya manifiesta que esa vivienda se la dio su amigo el señor Eposto”. La vivienda mencionada por Ibarra está ubicada en la calle Mazzarello 272, de la ciudad e Rio Grande, donde se habría presentado el mismo Moya con las llaves del domicilio, para que pueda ingresar su hija.

“En la misma causa existen declaraciones de los mensajes de whatsapp con Gauto, donde Moya reconoce que obtuvo beneficios patrimoniales para hacer esta denuncia”, dijo Ibarra.

El documento, un acta policial con el episodio de las llaves, fue incorporado a la causa el lunes pasado. Según Ibarra, tuvo acceso al documento cuando volvió a su despacho y se “encontró con un sobre cerrado que contenía dicha documentación.

Se trata de una fotocopia de un acta, cuyo original ya fue solicitado. “Si mal no recuerdo, Eposto manifestó que esa acta es auténtica”, dijo el abogado.

El abogado manifestó que ya se había pedido la remoción por el falso testimonio de Moya, “luego queda pendiente el pedido de la declaración testimonial de las presuntas víctimas, lo que la querella se opuso, también queda pendiente la pericia sobre el teléfono de Moya”.