La Presidenta de la CAME Claudia Fernández, en comunicación con Radio Nacional Ushuaia, se refirió a la situación que vive el sector del comercio en la ciudad de Ushuaia, afirmando que “hace 9 meses que una caída continua del sector del comercio, hay un ahogo importante de las pymes y comerciantes” agregando que “tenemos uno de los mercados con el mayor porcentaje de cuentas embargadas y de cheques rechazados; la situación es muy complicada”.

En el marco del decreto  que intenta imponer el gobierno nacional para otorgar un bono de $5000 pesos a los empleados del sector privado, Fernández explicó que existe un contexto donde “sostener a un empleado aquí genera mucha preocupación por el endeudamiento que tenemos, donde en Ushuaia hay dos despidos por semana mientras que en Rio Grande hay uno por día”.

“No es que no queremos pagar el bono, sino que no tenemos con qué pagarlo, y las medidas que nos dan posibles como ser el financiamiento por parte del estado…la verdad no me puedo seguir endeudando” afirmó.

Fernández contó que desde la CAME  se le planteó al Ministro Dante Sica la situación de cada provincia,  “y con ello se le presentó una carpeta con posibles propuestas donde una de esas era pagar el 931 a 90 días; y todavía no tenemos una respuesta. Te puedo decir que somos escuchados pero no sé si entendidos”.

Fernández agregó que en los comercios de empieza a ver el “poli pago”, donde para pagar un mismo producto se usan distintas tarjetas, sumado al pago en efectivo.

La presidenta de la CAME se esperanzó con tener “una muy buena temporada  por el dólar, sabiendo que la gente de Argentina no va a salir tanto al exterior y va a optar por otros mercados”, pero aclaró que en ello también “influye el hecho de que somos una isla, ayer quedamos aislados, entonces el turista eso también lo ve. Son cosas que hay que manejar con mucha cautela para poder mantener un producto”.

Por otro lado, indicó que ven una gran baja de consumo en los supermercados, donde hay mucha compra en los mercados de los barrios y en los mayoristas con la búsqueda de precios, donde además la gente ha optado por la compra diaria.

“La gente no quiere usar la tarjeta  para no pagar el mínimo y es importante el acumulado que van teniendo lo cual provoca una merma local importante” finalizó.