Tras la cumbre de funcionarios de 18 provincias el martes en Buenos Aires, avanza el retorno de los gobernadores a la Corte Suprema de Justicia para que intime a Mauricio Macri a cumplir con la medida cautelar y pagar de inmediato la compensación derivada del reciente fallo del máximo tribunal que ordenó a Nación financiar el costo fiscal de las medidas presidenciales post-PASO sin erosionar la coparticipación.

La intención de los 15 mandatarios que accionaron es apurar el cobro sin demora, mientras que los otros 9 gobernadores que no presentaron demandas aspiran a recibir también la compensación que finalmente brote desde la Casa Rosada, en una suerte de “derrame político”.

Para ese segundo lote emanaron ayer señales positivas de filas gubernamentales. Según consigna el diario Ámbito.com, desde despachos nacionales aseguraron que si bien “todavía no se inició el diálogo con las provincias por IVA y Ganancias”, llegado ese punto y a la hora de avanzar en una “solución”, no van a generar una “inequidad financiera entre provincias”.

“Nos vamos a sentar con las 24 provincias cuando pase el proceso electoral y la solución va a ser para todas por igual”, remarcaron, e hicieron hincapié en que no habrá distinción entre los distritos que accionaron en la Corte y los que no lo hicieron (Chaco, Buenos Aires, Córdoba, CABA, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Corrientes y Jujuy). “La solución será para las 24, sin discriminar a nadie”, enfatizaron.

No obstante, hicieron hincapié en que aún “no está claro el cálculo” y “resta consensuar el costo fiscal neto”, en el marco de la causa Entre Ríos que avanza en la Corte, y tras el pedido de aclaratoria y de una audiencia Nación-gobernadores elevado por el Gobierno.