Hubo un hecho registrado durante la jornada del viernes y otro ayer domingo, que finalmente se concretó, pero ya fue denunciado ante la justicia.

El viernes, un grupo de personas, en su mayoría hombres adultos, intentaron irrumpir en un predio de grandes dimensiones, saltando un cerco que estaba caído. Luego comenzaron con la rápida construcción de una precaria casilla.

El hecho fue denunciado por los vecinos, lo que generó la intervención policial, que terminó con la detención de los usurpadores. Algunos de ellos tenían antecedentes, y con uno de ellos, oriundo de Salta, se investiga si tiene antecedentes en su provincia de origen en una causa por drogas.

Durante la jornada de ayer también hubo otro hecho en la margen sur, cuando una mujer con hijos concretó la ocupación de una vivienda. Según el Comisario José Luis Calderón, la mujer ya fue notificada para que desista de su actitud y el tema ya fue judicializado, imputándola en el delito.

 

En tanto que el sábado, en un departamento del IPV que recientemente fuera entregado en la margen Sur, se produjo un intento de robo, cuando una pareja de delincuentes quiso ingresar a la vivienda, mientras el morador dormía.

Ante la situación, los vecinos llamaron a la policía, que logró detener a los delincuentes a pocos metros de la vivienda. Luego se constató que los mismos había llamado a un cerrajero para poder abrir la puerta de la vivienda. La causa fue caratulada como intento de robo.