La auténtica fiesta del esquí de fondo de Tierra del Fuego se vivirá el próximo domingo en el Valle de Tierra Mayor. En una propuesta formidable del Club Andino Ushuaia se unirán las dos citas más importantes de los fondistas en la nieve fueguina: la Marchablanca y el Ushuaia Loppet.

En esta oportunidad, la 32° edición de la tradicional Marchablanca compartirá el escenario de la Pista Provincial de Esquí de Fondo (PiPEF) junto a la octava versión del Ushuaia Loppet, con la intención de cautivar a los amantes del esquí de fondo en el confín más austral del planeta con la posibilidad de establecer tres distancias diferentes en plena acción competitiva.

Con la espera de exponentes de la especialidad de la nieve de distintos países, el domingo desde las 10.45 horas se espera la partida de los esquiadores que realizarán las longitudes más extensas. La partida de ambas carreras, tanto Marchablanca como Ushuaia Loppet, se produciría en un idéntico horario y, de esta forma, aunar a las dos versiones competitivas.

La Marchablanca será una competencia deportiva de 25 KM, y ese kilometraje final estará comprendido en un giro a la pista; y tendrá al último representante olímpico de Tierra del Fuego, Matías Zuloaga, quien estuvo en los Juegos Olímpicos de Pieonchang 2018, en la línea de partida buscando una nueva consagración, en el que considera “el patio de su casa”. Viene de ganar las últimas dos ediciones de la clásica competencia del CAU.

Por su parte, los exponentes que se perfilen a efectuar los 50K que componen el Ushuaia Loppet 2018, deberá efectuar dos vueltas completas al circuito establecido por la organización, cuyo punto de inicio y de llegada, como suele ocurrir, estará emplazado en el Centro Invernal Tierra Mayor.

En la distancia mayor, el máximo aspirante a quedarse con el 1 del Ushuaia Loppet es Federico Cichero, de larga recorrida en el esquí de fondo fueguino, y representante olímpico argentino en Sochi 2014.

Por lo indicado por la organización, en la presente edición habrá exponentes de más de una decena países distintos que animarán las competiciones ya arraigadas en el invierno fueguino. Se aguarda la participación de deportistas de Argentina, Brasil, Estados Unidos, Estonia, Rusia, Suecia, Canadá, Italia, Francia, México, Hungría, Eslovaquia y Dinamarca.

Los valles fueguinos aguardan por la multitud, por esa fiesta que año tras año hace vibrar a los amantes de esta etapa del año con mucha gente disfrutando de la tradicional Marchablanca. A su vez, para este 12 de agosto, el CAU ha decidido unificar con la Ushuaia Loppet aunque cada una tendrá sus distancias.

La 32° Marchablanca será de 25 kilómetros, en tanto que la 8° Ushuaia Loppet constará de 50 kilómetros, con el incentivo de poder sellar el pasaporte Worldloppet en el Fin del Mundo como viene sucediendo los años anteriores.

Es preciso destacar que la organización recibió inscripciones en www.marchablanca.com hasta la jornada del miércoles, en la que se cerraron los registros los FIS/Worldloppet en las distancias de 50K y 25K; en tanto que aún puede hacerse efectivo en el enrolamiento a la prueba promocional de 7,5 Km, que se llevará a cabo media hora después del inicio de las competencias más exigentes.

Las acreditaciones de rigor de los competidores, junto a la exposición de los organizadores del CAU acerca de las apreciaciones del circuito del evento, y la entrega del respectivo kit de competencia con los dorsales se completará hoy, en el Shopping Paseo del Fuego, de 17 a 20 horas.

“Intentaremos volver a ganarla”

El máximo representante del esquí de fondo fueguino de la actualidad es, sin dudas, Matías Zuloaga. Haber sido el último participante argentino en un Juego Olímpico de Invierno Pieonchang 2018, justamente, a principios del presente 2018, hace del atleta fueguino una de las principales atracciones de la jornada competitiva dominguera, en una nueva edición de la Marchablanca, que tendrá su estadía en pista conjunta con el Ushuaia Loppet.

El ganador de las últimas dos ediciones de la tradicional carrera se preparó para brindar espectáculo en su nueva presentación en la nieve del Valle de Tierra Mayor. “Cuando volví de los Juegos Olímpicos retomé el entrenamiento a full y ahora estoy entrenando muchas más horas desde el comienzo de la temporada”, expresó Matías Zuloaga, acerca de su preparación previa para la temporada invernal 2018.

“Vengo con un buen régimen de entrenamiento con el plan trazado por el entrenador Sebastián Menci, así que estamos haciendo un buen trabajo esperando con ansias la Marchablanca”, se entusiasmó Zuloaga, al que siempre le “es especial la Marchablanca. Y más para mí, que la corro desde los 7 años”.

Ya le tocó ser ganador de la prueba deportiva en 2016 y en 2017, y ahora va por la tercera consecutiva en esta 32° edición de la prueba deportiva del CAU. “Es una tradición del esquí de fondo de Tierra del Fuego y vamos a ver qué pasa. Intentaremos volver a ganarla; ojalá podamos ir por una más”, se esperanzó luego del esfuerzo y el entrenamiento realizado para llegar de la mejor forma a la competencia del próximo domingo.

Este año no estará el barilochense Marco Dal Farra, que fue su compañero en el seleccionado argentino y con quien peleó la plaza en las diferentes propuestas FIS en suelo argentino para arribar a los Juegos Olímpicos de Pieonchang 2018, que se llevaron adelante en el mes de febrero. En este 2018, su rival de turno en la PiPEF será “un chico de Brasil, se llama Víctor Santos y es mi compañero de carrera. La vamos a pelear juntos”.

Matías iniciará este domingo su recorrido en las competencias en suelo fueguino; luego, vendrán otras presentaciones en el circuito y los posteriores Juegos Argentinos de Invierno, que se desarrollarán en Ushuaia a mediados del mes de septiembre. Igualmente, ésta es especial. Es distinta a todas. Es la histórica Marchablanca; y Zuloaga quiere dejar su huella, una vez más.

Compartir