Ayer, los alumnos hicieron una nueva sentada reclamando que se arreglen las ventanas por donde se filtraba el frío, ya que generaba dificultades para el dictado normal de clases. Incluso, algunos de los chicos asistían a clase con frazadas.

Más tarde se presentó el nuevo secretario de infraestructura escolar, a quien se le presentaron numerosas notas elevadas desde la dirección de establecimiento, para pedir la reparación de las aberturas por donde se filtraba el frío, y se firmó un acta compromiso.

En la jornada de hoy se presentó en la institución el personal de las empresas contratadas para las refacciones en iluminación y en las aberturas señaladas. En tanto que con los radiadores que también presentaban problemas, se pidieron nuevos, además del compromiso generado con otra empresa, Nova, encargada de solucionar los problemas en el ala derecha del establecimiento.

“Los chicos tuvieron paciencia, porque hace rato que venimos con reclamos, siempre hemos confiado en que las notas sirven, pero evidentemente no hemos podido terminar con esta cultura que frente al escándalo no aparecen las soluciones”, dijo Marisa Redondo, directora del colegio, por Fm Aire Libre.