Por Elías García.

El Ministerio de Trabajo citará en las próximas horas a la empresa textil Hilandería Fueguina, tras la ausencia de sus representantes a la primera audiencia luego de cerrar sus puertas a partir del último domingo, en una posible suspensión de la mayoría de los empleados, a excepción de encargados y administrativos.

“Se presentó sólo el gremio de la AOT (Asociación Obrera Textil) y SETIA (Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines), se esperó la media hora reglamentaria para darle tiempo a llegar a la empresa y no sucedió lo propio así que quedó manifiesta la incomparecencia”, comentó al respecto Mariano Tejeda, secretario de Trabajo.

En una segunda oportunidad, de no presentarse, “lógicamente caen las multas de rigor, económicas. Y en este tipo de situaciones se contempla la gravedad de la situación así que si bien no hay cifras determinadas aún, la multa puede ser pesada en términos económicos”.

Por FM Master’s, Tejeda expresó que “la empresa se manejó con desprolijidad al tratar de acordar internamente con los trabajadores para producir esta suspensión de tareas, que no fue aceptada, y tampoco fue involucrado el Ministerio de Trabajo para que el marco de seriedad y legalidad se haga como corresponden, para que queden plasmados los derechos de los trabajadores y la empresa”.

“Han salido manifestaciones como que la empresa va a cerrar en diferentes portales o medios, no ha sucedido ni está en vista de que pueda suceder algo así”, desmintió.

Desde la firma “aducen es temas con el puerto, cambios con la compañía naviera, desvío de rutas, cosas que son totalmente ajenas a los trabajadores, que necesitan y deben percibir sus salarios”.

Estado del Ministerio

Entre otras temáticas, el secretario Tejeda se refirió a las “situaciones adversas” que padecen los trabajadores, los cuales se encuentran “todos hacinados en las oficinas”, contemplando planta permanente y planta política.

“Había una obra en construcción (en la sede de Río Grande) que a partir de junio, cuando se arrojó el resultado de las elecciones, no se pagó más, por ende quedó ahí parada y necesita ser reactivada”, mencionó.

“El Ministerio de Salud no tiene edificio, en el IPV hay casas de exfuncionarios que no se devuelven y la casa que asiste al Ministerio de Trabajo en Ushuaia tiene el gas cortado hace un montón de tiempo; es lo que nos dejaron pero, con la capacidad de funcionarios y con la buena voluntad trataremos de hacer las cosas lo mejor posible”, cerró el secretario del área.