El martes pasado, Gladys Moledo, de 54 años fue encontrada muerta con varias puñaladas. En el lugar estaba su nieto, el origen de una disputa familiar con su hijastra, que está detenida, junto a tres personas más.

La Policía corroboró por distintos testimonios que la detenida, de 18 años, es la madre del niño hallado en la escena del crimen y que mantenía una “relación conflictiva” con Moledo, pese a que era ella quien se encargaba de la crianza del pequeño.

Moledo se encontraba haciendo los trámites para poder obtener la tenencia del menor, que su hijastra habría entregado de manera irregular a una pareja amiga, quienes también están detenidos.

La denuncia de Moledo sobre la tenencia irregular del menor habría desencadenado el ataque que le causó la muerte. Mientras tanto, se investiga quien fue el autor de las lesiones.

Moledo era secretaria de la comisión vecinal del barrio El Mirador, y en estos días estaban por anunciar el comienzo de la obra de una nueva escuela en la zona.

“Estamos muy conmovidos, los vecinos sabían de su trabajo y de su lucha, sabíamos porque ella constantemente nos informaba, ella y su esposo son grandes amigos nuestros. Ella tenía una relación difícil con su hija adoptiva, estaba a cargo de nietito”, dijo Luis Barrera vecino de la comisión vecinal, por Info3 Noticias.