Si bien se suspendieron las clases desde las 11 de la mañana en la planta baja por problemas en la calefacción y por monóxido de carbono, las actividades continúan en la planta alta.

“Esto se viene agravando desde la semana pasada con una pérdida de monóxido de carbono, 4 compañeras tuvieron que ser asistidas en ambulancia. Los compañeros siguen internados, es una burla, sabemos lo que pasó, hubo alumnos que se descompusieron. Ayer vino Camuzzi y comprobó que los equipos estaban funcionando mal. Debería haberse cortado las actividades en toda la escuela”, expresó Luis Córdoba, congresal de ATE.

Córdoba aseguró que “inclusive la cocina, cortada con el cepo de Camuzzi, estuvo funcionando. No queremos que pase nada con los alumnos y compañeros nuestros”.

“Hacen trabajar a los compañeros en un lugar donde no están dadas las condiciones. Que se suspendan las clases hasta que está arreglada la situación. No vamos a permitir que pongan en riesgo la salud de nadie”, dijo Córdoba.

Y pidió que “los directivos se comuniquen con el ministerio de educación, porque las autoridades de obras públicas no son competentes”.