La ministra de Desarrollo Social, Paula Gargiulo, expuso ayer junto a su equipo de trabajo, la ejecución de presupuesto realizada durante el 2018 desde el área a su cargo, además de exponer los lineamientos y ejes de gestión volcados en el proyecto de gastos y recursos para el ejercicio financiero del próximo año.

Gargiulo señaló que “hemos tenido un considerable aumento de beneficiarios en diferentes programas lo que requirió un aumento exponencial de recursos para poder cumplir la demanda y asistir a todas estas familias que se acercaron a nosotros y cumplen los requisitos”.

“Tenemos los diferentes programas de ayuda y los nuevos que hemos creado a partir de las necesidades de los vecinos, además de los fondos permanentes que cubren la demanda espontanea que nos pueda presentar una familia” comentó la ministra.

Se destacó también la inclusión de nuevos programas de ayuda social implementados como contramedida a la situación actual del país, como lo es el programa “Cuidemos la Mesa Fueguina” que permite actualmente a 1200 familias fueguinas en situación de vulnerabilidad social comprar alimentos.

Además, se remarcó la continuidad de los programas de ayuda económica que se venían trabajando previamente como lo es la tarjeta RED SOL que a septiembre de 2018 alcanzaba a 4290 beneficiarios con una inversión de casi 102 millones de pesos y un estimado para el 2019 de 254 millones de pesos.

Respecto de este programa la ministra destacó que “este programa fue una ayuda para muchas familias y sobre todo con la situación actual que sufre el país en general a raíz de lo cual notamos un gran incremento de beneficiarios”.

Para el 2019 se proyecta desde al área la continuidad de las capacitaciones al personal con el objetivo de tener las herramientas para abordar cualquier situación que se pueda presentar. Además de mejorar los programas actualmente vigentes y continuar diseñando nuevas iniciativas que permitan a todos los fueguinos insertarse y desarrollarse.