Por Elías García.

El subsecretario de Modernización e Innovación del Municipio de Río Grande, licenciado Andrés Dachary, expresó una vez más la oposición del Estado Municipal en relación a los permisos de exploración hidrocarburífera concedidos por el gobierno nacional a empresas británicas, para desempeñar tareas en las Islas Malvinas.

En ese sentido, el funcionario repasó la “presentación de un recurso de amparo colectivo porque se estaban violentando normativas nacionales e internacionales”, sin embargo “el dictamen favorable del fiscal en el Juzgado Federal de Río Grande no fue ratificado por la jueza (la doctora Mariel Borruto)”.

Entre los reclamos, el Municipio había considerado “la cesión de la soberanía jurídica” que permitiría que “cualquier tipo de controversia con las empresas se trataría en tribunales internacionales, pudiendo llegar a una paradoja máxima de que sean tribunales británicos quienes tomen intervención”; y, por otra parte, la “ausencia de estudios de impacto ambiental”.

Hace una semana, la presentación del reclamo fue “ante la Corte Suprema de Justicia para buscar avanzar por ese lado”, agotadas las instancias en el Juzgado Federal y la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia.

Malvinas en debate

Por otra parte, el subsecretario Dachary planteó que “sería fantástico, ahora que se vienen los debates presidenciales, aunque sea un pequeño apartado con respecto a la situación de las Islas”.

“Hay un lado esperanzador en algunos candidatos donde el gobernador electo, Gustavo Melella, ya ha logrado que este tema esté presente, ha sido el único que lo nombró”, aseguró.

Dachary destacó que, de parte de algunos candidatos presidenciales, “está el compromiso de desestimar el acuerdo Foradori – Duncan, que hoy establece las reglas de juego”.