Un párrafo aparte de la presentación fue el relato que hizo de sus gestos cuando saludó al ex presidente Mauricio Macri durante la asunción de Alberto Fernández , en el Congreso de la Nación. “Por un instante pensé en no darle la mano. No se la quería dar porque no soy hipócrita”, reconoció.

Ese 10 de diciembre fue la primera vez que Cristina Kirchner se cruzó con Macri, quien durante su presidencia dirigió buena parte de sus políticas a ponerla como eje de la supuesta corrupción durante los 12 años de gobierno del Frente para la Victoria (FpV).

“Después de lo que había hecho contra mí y mi familia, hubiera sido un gesto de hipocresía” darle la mano. “Y a mí no me gusta fingir nada”, aseguró. “Entonces, cuando él me extendió la mano pensé ‘no se la doy’. Pero se la di. Y mientras lo pensaba, la cara se me iba transformando. Ese fue el resultado de la cara” por la que tanto se la criticó, relató ante las risas y el aplauso de los presentes.

Durante la charla, CFK reflexionó que “los libros terminan independizándose de quien los escribe” y reconoció que “la idea original de hacer ‘Sinceramente’ no fue escribir un libro autobiográfico”. “A eso lo voy a hacer más adelante”, anunció.